Revelan masacres y actos de canibalismo en conflicto en Sudán del Sur

- en El Mundo
La Unión Africana reporta fosas comunes y pruebas de matanzas durante el conflicto regional; la facción del presidente Salva Kiir está involucrada.

Investigadores de la Unión Africana descubrieron fosas comunes en Sudán del Sur y encontraron pruebas de espantosos crímenes, incluyendo el canibalismo forzoso, según recoge un esperado informe del ente. También se acusó a la facción que lideraba el presidente, Salva Kiir, en el conflicto regional de reclutar una fuerza tribal irregular antes del estallido de la guerra en diciembre de 2013.

El reporte, publicado el martes en la noche, también cuestiona que se produjera un intento de golpe de Estado del ex vicepresidente Riek Machar en diciembre de 2013. Tropas del gobierno realizaron asesinatos organizados de miembros de la etnia nuer en Yuba, la capital, indicó el informe.

Cuando estalló la violencia, Machar, un nuer, se convirtió en un líder rebelde. Machar y Kiir, de etnia dinka, firmaron hace poco un acuerdo de paz.

Los investigadores de la Unión Africana, liderados por el ex presidente de Nigeria, Olusegun Obasanjo, determinaron que el conflicto comenzó el 15 de diciembre de 2013 con una escaramuza entre soldados dinka y nuer de la guardia presidencial tras la tensión política entre Kiir y Machar, que había sido despedido como número dos de Kiir el julio anterior.

Estaba previsto que el informe se publicara hace meses, pero el Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana retrasó su difusión.

Cientos de hombres nuer fueron reunidos y baleados y se han encontrado fosas comunes. El informe dice que los ejecutores del plan -descritos como fuerzas del gobierno o sus aliados- torturaron supuestamente a las víctimas, forzando a algunas a comer carne humana o a saltar sobre incendios.

Los asesinatos fueron «una operación militar organizada que no podría haber tenido éxito sin esfuerzos concertados de varios actores en los círculos militares y de gobierno», dijo el informe.

Se establecieron puntos de control en carreteras alrededor de Yuba y las fuerzas de seguridad hicieron registros casa por casa. Durante esta operación, los varones nuer fueron perseguidos, identificados, asesinados en el acto o reunidos en un punto y asesinados», detalla el reporte.

El ministro de Defensa, Kuol Manyang Yuuk, describió a un oscuro «grupo organizado por sí mismo como Rescaten al Presidente. Es el que mató a más gente aquí (en Yuba) entre el 15 y el 18. Fue incluso más poderoso que las fuerzas organizadas», señaló el informe.

El grupo incluía algunos soldados dinka movilizados tras una crisis de frontera en 2012 con su vecino del norte, Sudán. Algunos de esos soldados fueron trasladados en 2013 al sur, a la granja privada de Kiir cerca de Yuba, y más tarde participaron en los asesinatos, dijo el informe citando entrevistas con informantes.

En medio de la violencia en Yuba, Machar huyó de la capital y movilizó una insurgencia que cometió ataques de represalia contra los dinka, desencadenando una espiral de violencia en Bor, Malakal, y las localidades de Bentiu, donde también se registraron violaciones y asesinatos contra personas en iglesias y hospitales, según el informe.

Esos ataques de represalia fueron tan rápidos que probablemente también estaban coordinados, indicó el documento.

Kiir y Machar firmaron un acuerdo de paz en agosto, pero los combates continúan.