En Acayucan… Sobrina dejó en la calle a octogenaria sordomuda

- en Carrusel, Municipios Sur
La mujer de su sobrino que crió como su hijo, falsificó documentos para vender la casa y dejarla sin su patrimonio.

Presencia Noticias | Irán Hernández | Acayucan, Ver.

Evarista Valencia Gómez tiene 84 años de edad, y es sordomuda, como toda persona de la tercera edad, esperaba vivir sus últimos años, en su casa, rodeada del cariño de su familia, sin embargo la vida le puso en su camino a su sobrina política, la esposa del sobrino que crió como su hijo, quien falsificó documentos para despojarla de su vivienda; hoy Evarista, llora, por quedarse en la calle. Una pequeña casa, en el terreno que le dejaron de herencia sus padres a doña Evarista, que se encuentra en la calle Gutiérrez Zamora entre las calle Antonio Plaza y Flores Magón, es donde crió a su sobrino, como si fuera un hijo, a pesar de estar imposibilitada en el habla. Le dio estudios, ella trabajaba, no le importó quitarse el bocado, para dárselo al pequeño, que vivió siempre en el domicilio, en el hogar que habían formado, sin embargo, pasó el tiempo y llegó el momento de que el se enamoró, y se casó, a su mujer ahí mismo, luego llegaron los hijos, que era como sus nietos para doña Evarista. La vida, le jugó nuevamente en contra a doña Evarista, le quitó al único hijo, que tenía, la dejó únicamente con sus nietos y su nuera, pero al paso del tiempo, ella cambió, dejo ver su ambición, dejo de atender a la que el padre de sus hijos, era como una madre, dejo de darle de comer. Su nuera, Nora Patricia Robles Cura falsificó documentos Evarista, sordomuda, sin poderse defender, sin poder entender lo que legalmente esta en su contra, le jugaron la mente, la engañaron y su nuera, Nora Patricia Robles Cura, falsificó documentos, para quitarle la casa, a continuación la historia. Nora Patricia Robles Cura, aprovechándose de la imposibilidad de hablar de su suegra, Evarista Valencia Gómez, logró hacer un documento falso, involucrando a la notaria 19 de Coatzacoalcos cuyo titular es Manlio Fabio Casarín Navarrete .

El jurídico del Ayuntamiento de Acayucan, Valentín Martínez Salazar, intervino en ayuda a la octogenaria, a petición de los familiares de doña Evarista. Según el documentos del instrumento público número 8230 en la ciudad de Coatzacoalcos, ante el notario número 19, el 5 de marzo del 2009, doña Evarista, le otorgó un poder a Nora Patricia Robles Cura, amplio y revocable, para pleitos y cobranza, actos de administración actos de regularización de dominios, con toda las facultades generales y especiales que requieren cláusulas especiales conforme a la ley. Son 166 metros cuadrados del terreno y una propiedad, que vendió Robles Cura a Marina Espinoza Espinoza por cerca de 300 mil pesos, según dijeron los propios familiares de doña Evarista. Existe la presunción que el documento sea apócrifo, y este documento da origen a que la señora, la supuesta poderdante, Nora Patricia Robles Cura, vendió a la señora Marina Espinoza Espinoza. Nora Patricia iría a la cárcel Advierten que habrá denuncia penal, pero estar serviría cuando se demande la nulidad del poder que presuntamente le otorgó, doña Evarista a Nora Patricia, y por ende la escritura pública que se encuentra la primera a nombre de Nora Patricia y luego de Marina.