No necesitas más ejercicio, necesitas dormir mejor

- en Tecnociencia

Dormir lo necesario no sólo impide que estés de mal humor y con poca energía, también puede contribuir a que pierdas esos kilos de más.

Investigaciones sostienen que hay un vínculo entre la falta de sueño y el sobrepeso. En un experimento, hombres que sufrieron una reducción en el tiempo de sueño tuvieron más hambre durante el día y terminaron consumiendo 22% más calorías.

Otro experimento demostró que una noche de poco sueño reduce la actividad en el área del cerebro que regula la toma de decisiones e incrementa la actividad en las áreas relacionadas con el placer, lo que hace que sea más fácil ceder a antojos durante el día.

El sueño, o la falta de éste, afecta los niveles en el cuerpo de leptina y grelina, sustancias que regulan el apetito. Mientras la primera te indica cuándo parar de comer, la segunda detona el hambre.

Así que incluso una noche de poco sueño puede elevar los niveles de grelina, lo que haría comer más a alguien saludable.

Ya lo sabes, si te levantas temprano, comes saludable, te ejercitas y aún no sabes por qué no puedes bajar ese par de kilos, quizás se deba a que no estás durmiendo lo suficiente.