Comer a deshoras engorda: Estudio

- en Tecnociencia

Si eres de los que come cuando se acuerda o bien, cuando tiene tiempo, es posible que tengas unos kilos de más, algo normal debido a que el hecho de no establecer horarios fijos para comer, afecta el funcionamiento de la microbioma intestinal.

El mundo se centra en el aumento de peso y qué lo causa. Estudios recientes sugieren que la pérdida de peso no es tan simple como «quemar más calorías de las que consumes», aunque eso definitivamente ayuda.

Muchos creen que algunas personas están genéticamente predispuestas al aumento de peso, tener una condición médica o tomar medicamentos, pueden hacer que tengas kilos extras como efecto secundario. Otros creen que el estilo de vida tiene mucho que ver, ya que muchos viven sedentariamente o duermen poco.

Resulta que el aumento de peso puede estar relacionado con algo que no es precisamente lo saludable de tus alimentos, sino la hora en que los consumes. Un nuevo estudio realizado por el Departamento de Inmunología en el Instituto de Ciencia Weizmann en Israel, encontró que la composición de los cambios en la microbioma intestinal durante el día, está basado en el ciclo intermo de cada persona; si comes en el momento equivocado, no tendrás una digestión correcta.

La investigación también apuntó a las razones por las que el microbioma intestinal se está convirtiendo en el centro de muchas discusiones científicas recientes. Ya que esta comunidad de bacterias es algo así como nuestro segundo genoma, por lo que influye en casi todos los aspectos de nuestra salud.

«La modulación de la microbioma ofrece una oportunidad única para hacer frente a enfermedades comunes. Una vez que se proporciona la base científica y las intervenciones han demostrado ser seguras y eficaces, los médicos pueden tomar cada vez más las ventajas de las opciones de tratamiento antibiótico y probióticos específicas», dijo Elinav, uno de los investigadores.

Los probióticos significan algo más que tener una porción de yogurt cada día. De hecho, algunos biólogos están trabajando en probióticos que sean mucho más eficaces y funcionen como una célula pancreática para que los diabéticos puedan producir insulina por su cuenta.

Así que lo mejor es fijar un horario para comer y no pasarnos, así acostumbraremos a nuestro metabolismo a trabajar correctamente.