LA MANGA BERMUDEZ

- en Carrusel, Columnas
Por Ángel Gutiérrez

Por razones más que obvias un Secretario de Seguridad Pública debe tener un aparato logístico que le permita sentirse protegido, pues no es para menos prever las consecuencias que tiene el desempeño de su cargo. Sin embargo, siempre se han visto extremas las medidas de seguridad que toma Arturo Bermúdez Zurita en las que más bien se ve a un hombre a punto de filmar una escena de alguna película de acción, que a un funcionario que con toda la discreción que el caso amerita sabe que su vida depende de aquellas personas que lo cuidan.

Sus despliegues son un exceso como, por ejemplo, el convoy de vehículos que- visto con frecuencia por los capitalinos- lo acompaña en sus traslados por las calles de Xalapa o cuando llega en helicóptero a su oficina, lo último fue cuando literalmente en su comparecencia y así lo hizo hace un año, tomó por asalto la sede del Congreso del Estado, lo que incomodó al propio Diputado Juan Nicolás Callejas. Nunca se le ha visto al Gobernador Javier Duarte hacer ese tipo de espectáculos cuando su cargo amerita también el tomar las medidas de seguridad necesarias para que su integridad física no corra peligro.

Tampoco es justificable del Secretario Bermúdez, su proclividad a llevar acarreados o paleros a sus comparecencias como si se tratara de un acto de algún candidato, cuando su papel se debe reducir a ampliar o detallar la información rendida por el titular del Poder Ejecutivo en relación con el área que él maneja. En lo anecdótico, son también conocidas sus expresiones a micrófono abierto con malas palabras referidas a periodistas y a colaboradores.

Si lo sucedido en el Congreso del Estado cuando compareció fue un exceso, lo mismo pasó con la intervención de la policía que él encabeza conteniendo a las huestes magisteriales manifestantes con motivo de la evaluación del fin de semana y en la que resultaron lesionados algunos comunicadores que lo único que hacían era cubrir los incidentes que se dieron los días sábado y domingo pasados.

Nada de lo aquí comentado y las crecientes opiniones en el sentido de que los resultados en materia de seguridad pública no corresponden a la gran inversión que en ese rubro se ha hecho, ha dado lugar para que el gobernador Javier Duarte remueva a Bermúdez Zurita, por lo que pareciera que concluirá el sexenio.

RUIZ

Después de su paso, desde muy joven, por altos cargos en la Secretaría de Hacienda, viene a dar al Estado Tomás Ruiz González, invitado por el Gobernador Javier Duarte para hacerse cargo de la Secretaría de Finanzas, lo que hizo pensar a los veracruzanos que con esas cartas credenciales haría notar su saber y su experiencia en ese puesto, trascendiendo como el mejor Secretario de Finanzas que en el gobierno se haya tenido. Pues sí, él también se consideró Secretario de lujo, pero por el poco interés que mostró siempre en su desempeño estando la mayor parte del tiempo ausente, raras las ocasiones en que se le veía por su oficina, como si le hiciera un favor a Veracruz estando aquí. Con esa actitud renuncia y andando el tiempo, dicen que a petición suya, el Gobernador Javier Duarte lo nombra Secretario de Infraestructura y Obras Públicas, donde en gran medida por las limitaciones económicas, lo cual no es su culpa, triste papel ha hecho en esta segunda oportunidad. Pero ahora resulta, según un video, que le tiene un gran amor a Veracruz. ¡Claro, es el momento! pero habrá que ver si ese mismo aprecio lo seguirá teniendo después de que no sea candidato a Gobernador del Estado.

BOQUELUMBRE

“Si comparecen bajo protesta de decir verdad y mienten, los Secretarios deberían ser denunciados.”