A CALZON QUITA´O

- en Columnas, Municipios Sur

La política en Acayucan como en todos lados da y quita. Desde unos días atrás nos hemos venido dando cuenta que el EX REGIDOR Roberto Peña González ya rompió con el alcalde Marco Martínez, y eso es evidente pues el ex edil y encargado de la comisión de Comercio en el mandato de Regina Vázquez y donde por cierto no hizo nada más que “cascarear” a los pobres ambulantes, se ha dedicado a realizar señalamientos al Presidente de Acayucan en torno a la rendición de cuentas. Ahora resulta que Roberto Peña, un langarón hecho y derecho y quien no da paso sin huarache, se quiere dar baños de pueblo al comenzar a exigir en como debió haber hecho la rendición de cuentas el actual munícipe acayuqueño. No sabemos a ciencia cierta porque para eso está el Orfis, si el informe ofrecido por Marco Martínez es el bueno, lo que sí sabemos es que Peña González se ha mostrado visceral porque no fue beneficiado con los eventos masivos y artísticos y donde su vástago se vio beneficiado al menos el año pasado, pero claro que esto tiene fondo, ya que el Gobierno de Acayucan NO favoreció a la empresa del hijo de Roberto Peña de nombre César Peña Márquez, pues resulta que éste último metió en un problema fiscal al Ayuntamiento el cual tuvo que desembolsar por el chistecito la cantidad de 50 mil pesos que debió haber cubierto la empresa de Peña, esto cuando les tocó organizar la Expo Feria de San Martín Obispo en el año 2014, pero eso no es todo, cuando era edil, engatusó en aquel entonces a Miguel Ventura empleado municipal con la compra de unos lotes en una colonia de nueva creación, pero además, durante sus funciones como autoridad municipal destrozó un puesto de un vendedor ambulante el cual procedió legalmente en el año 2009 y terminó por ganar el juicio. Dicen que todos tienen cola que les pisen, pero este si se exageró. CONTINUARÁ………….

FELICIDADES  a la desunión de Periodistas de Acayucan representada por sus siglas UPA, al conseguir la mega gestión de una silla para bolear para el papá del desaparecido Gabriel Manuel Fonseca Hernández. Con estas acciones, el compromiso es el de salvaguardar la seguridad de los reporteros, pero cuidando los intereses personales, pues lograron poner a Anastacio Oseguera en charola de plana ya que atentó contra un pobrecito Presidente Municipal.

Qué se cree la “Fiona” del Palacio Municipal que utiliza a sus “comadres” para –según ella-, lanzar periodicazos contra quienes cree estarían afectando sus intereses personales.

Primer Acto: Llega la representante del Gobierno del Estado María Elena Pedroza al informe de Gobierno del alcalde Marco Martínez Amador. Segundo Acto: No le dan el acceso para que ocupara su lugar a lado del Presidente. Tercer Acto: La representante subió y tomó el micrófono por sus ovarios y dio un bonito mensaje al Alcalde ¿Cómo se llamó la obra? ¡Que poca MA nera de hacer política desde el Palacio Municipal!.

Y es que Claudia Jazmín hace lo que cree está bien lo malo es que ya la cajetea muy seguido. Se desconoce realmente que méritos tiene como para merecer ser la Secretaria del Ayuntamiento, porque no tiene vocación de servir, en segundo plano llega puntual eso sí, pero puntual se va; no tiene tacto político para atender a la ciudadanía cuando no está el Presidente, no tiene experiencia para mediar en casos donde se requiere y por si fuera poco, se la pasa cuchicheando con periodistas y  curiosamente, a otro día o a lo mucho dos, salen notas y columnas escritas con dados precisos, específicos, confidenciales, a los cuales tiene acceso muy poca gente, contra los personajes que cree le pueden hacer sombra políticamente. Primero salió escrita una columna contra Miguel Mora, uno de los Secretarios Particulares pero que en su momento se dijo que podría ser Secretario de Ayuntamiento, y recientemente contra Fermín Férez, bueno, ahora súmele a todas las ineficiencias como empleada, el defecto de ser desleal a sus compañeros del trabajo y sobre todo, al trabajo que desempeña como servidora pública.

Dicen las malas lenguas y suena en los pasillos del Palacio Municipal de Acayucan que podría haber cambios, y cuidado porque a lo mejor la “Secre” está equivocando la estrategia, y es que nótese el trabajo del licenciado Amadeo Retureta Cano al frente del DIF Municipal, respaldando a la señora Esperanza Delgado Prado, él solito se lució con el Informe del DIF, cuando el río suena, es que la corriente viene bien fuerte.

Por: Rolando Calles