Puebla encabeza robo de ductos; se pierden dos millones diarios: Pemex

- en Carrusel, Nacional

En los dos últimos años, los “huachicoleros” en Puebla incrementaron sus ingresos por robo a más de 2 millones de pesos al día, representando una pérdida igual al día para Pemex.

De acuerdo a información del periódico Reforma, se señala que de obtener unos 150 mil pesos diarios entre 2011 y 2014 por robar combustible a Pemex a través de tomas clandestina, los ordeñadores captaron mil 233 por ciento más entre 2015 y 2016, indican reportes oficiales de la petrolera.

El periódico Excélsior señala que por años, Tamaulipas era el estado de la República con más tomas clandestinas; sin embargo, en Puebla este ilícito se disparó de manera descontrolada y con mayor rapidez desde 2015 encabezando el primer lugar.

Se informa que en cinco años, Petróleos Mexicanos (Pemex) registró 20 mil 497 tomas clandestinas en su red de ductos, lo que le ha dejado pérdidas millonarias y constantes daños a su infraestructura.

De acuerdo con datos de la petrolera nacional, en 2012 se detectaron y repararon mil 749 tomas ilegales, mientras que al cierre de 2016 el número se elevó a seis mil 873, es decir, 293% más que hace cinco años.

Detalla, que se especializaron en el robo de camiones y pipas para el transporte del hidrocarburo, y corrompieron a autoridades para evitar ser molestados, advirtieron expertos. Datos oficiales establecen que entre 2015 y 2016, Pemex reportó un quebranto de 7 millones 677 mil pesos al día por la ordeña a nivel nacional.

De acuerdo con el senador panista Roberto Gil Zuarth, se estima que el costo para Pemex por las actividades ilícitas asciende a cerca de 35 mil millones de pesos al año, y que en el acumulado de 2009 a 2016 se estima en una pérdida total de 159 mil 957 millones de pesos.

En el reporte anual de Pemex, presentado a la Comisión Permanente del Senado, la empresa reconoce que la pérdida de petrolíferos por el robo a los ductos, se incrementó 24%, pues ya ascendió a dos mil 282 millones de litros de combustibles, tan sólo el año pasado.

 

 

Fuente Reforma/