Agonizan imprentas en San Andrés Tuxtla

- en Carrusel, Municipios Sur
- Gran parte de su solvencia económica era gracias a la elaboración de facturas.

Desde hace 6 años que se hicieron obligatorias las facturas electrónicas por la legislación en materia hacendaria, algunas imprentas en Los Tuxtlas se han declarado en quiebra, quienes gran parte de su solvencia económica era gracias a la elaboración de facturas, actualmente son un elefante en extinción, lamentó Milton Arévalo, con 30 años de mantener su imprenta “Arévalo” en San Andrés Tuxtla.

“Sobrevivimos de milagro porque al quitarnos la facturación y las notas nos quitaron el 90 por ciento de nuestro modo de operar, finalmente los trabajadores a veces no sacan ni para su salario mínimo, sin embargo hay que seguirnos sosteniéndonos.

Como siempre la tecnología no es mala pero beneficia a los que más tienen, hay mucha gente que se quedó sin trabajo, imagínate a nivel república cuantos trabajadores no perdieron sus empleos por la facturación electrónica, las maravillas del gobierno”, dijo.

Señaló que la facturación electrónica además de golpear fuertemente la economía de los impresores, ha venido a sumarse al grave problema del desempleo que prevalece en el municipio.

Admitió que las pocas imprentas que subsisten en la zona son gracias al trabajo de serigrafía en la impresión de lonas, playeras, gorras, lapiceros, calendarios, aunque estos artículos eran los más adquiridos por comercios para obsequiarlos en temporadas especiales, los cuales también han dejado de solicitarse debido a la difícil situación económica.

“Tenemos que inventar trabajos que ni hacíamos, lo que es la imprenta tal vez en unos años tienda a desaparecer con tanta cosa moderna que hay, la imprenta cuando se inició ya no es lo mismo actualmente, ahorita con las computadoras hasta se hacen diseños.

Normalmente es la serigrafía la que se puede decir que se trabaja más y hay que buscarle por otro lado, hacer cosas artesanales para que pueda uno sostener al personal porque la papelería de imprenta poco se trabaja”, acotó.

Admitió finalmente que las imprentas siguen siendo un servicio demandado por la sociedad, pero insistió, “ya no como antes, pues cada vez está más peleado el mercado, la gente sigue solicitando volantes, trípticos, tarjetas de presentación, etc., pero la producción cada vez es menor por la inseguridad que se vive a nivel nacional”.

 

 

 

Presencia Noticias | Armando Azamar | San Andrés Tuxtla, Ver.