Advierten sobre trastornos neurodegenerativos en jugadores de futbol

- en Tecnociencia

La mayoría de jugadores de futbol americano podrían desarrollar enfermedades neurodegenerativas debido a traumatismo craneoencefálico repetitivo, sugirió un estudio sobre las autopsias realizadas a cerebros de exdeportistas, universitarios y profesionales.

De acuerdo con los resultados de la investigación, publicada en The Journal of the American Medical Association (JAMA), el 99 por ciento de los cerebros de 202 exjugadores mostraron signos de encefalopatía traumática crónica (CTE, siglas en inglés), padecimiento neurodegenerativo asociado a contusiones.

Para llevar a cabo este estudio, el mayor de este tipo, los científicos dirigidos por la neuropsicóloga de la Universidad de Boston, Ann McKee, examinaron cerebros de jugadores fallecidos donados por sus familiares para la investigación después de que en vida presentaron síntomas de daño mental.

“Creo que es cada vez más difícil negar un vínculo entre el CTE y la lesión cerebral traumática repetida, ya sea a través de deportes de contacto u otros mecanismos”, señaló Gil Rabinovici, neurólogo de la Universidad de California, San Francisco (UCSF).

El CTE, cuyo diagnóstico solo se hace en la autopsia, es una “degeneración progresiva asociada con un trauma repetitivo en la cabeza” y su designación sigue siendo controvertida, ya que no incluye un curso clínico ni el tipo de patología que define enfermedades neurodegenerativas como Parkinson o Alzheimer.

El equipo examinó los 202 cerebros con la tarjeta microscópica del CTE, que ubica a grupos anormales de una proteína neuronal que están en enfermedades como Alzheimer y otros trastornos originados en la corteza cerebral o, más profundamente, en el hipocampo, amígdala y tronco cerebral.

Además, realizó evaluaciones neuropatológicas y clínicas retrospectivas (incluyendo antecedentes de traumatismo craneal), así como de la historia atlética de cada uno de los exjugadores, 53 universitarios, 14 semiprofesionales y el resto profesionales de la Liga Nacional de Futbol (NFL).

Los investigadores descubrieron que, además de todos los exjugadores de la NFL, 48 de los 53 cerebros de quienes jugaron a nivel universitario mostraban signos de CTE, igual que nueve de los 14 semiprofesionales.

Los cerebros de los jugadores que fueron profesionales fueron los más dañados, pues 86 por ciento de ellos tuvieron una enfermedad severa, precisan los investigadores en un artículo que da cuenta de su estudio.

Encontraron que los exjugadores tuvieron cambios cerebrales –algunos leves, otros severos-, por lo que habrían experimentado estados de ánimo conductuales o cognitivos asociados al CTE, incluidos depresión, apatía, ansiedad, impulsividad, pérdida episódica de la memoria y problemas de atención.

Los resultados probablemente ejercerán presión sobre los líderes en todos los niveles del futbol para proteger a sus jugadores. Sin embargo, los científicos advierten contra la interpretación exagerada de los resultados, ya que todos los cerebros estudiados provienen de exjugadores sintomáticos.

 

 

Fuente:Notimex