Cifra de conflictos en el mundo se triplicó desde 2010

- en El Mundo
Conforme a un informe de la ONU, además de triplicarse los conflictos, la cifra de muertes en combate, las bajas civiles y el flujo de refugiados y desplazados por la violencia también aumentaron

El número de conflictos en el mundo se triplicó desde 2010, según un informe elaborado por la ONU y el Banco Mundial (BM).

En tanto que la cifra de muertes en combate, las bajas civiles y el flujo de refugiados y desplazados por la violencia también aumentaron.

Presentado la noche del jueves en Nueva York, el informe titulado “Caminos por la paz: enfoques inclusivos para prevenir los conflictos violentos” destacó que este aumento revierte la tendencia que existía en el mundo tras el fin de la Guerra Fría, cuando el número e intensidad de la mayoría de los conflictos violentos habían disminuido.

En la presentación del informe, el secretario general de la ONU, António Guterres, y el presidente del BM, Jim Yong Kim, llamaron a fortalecer los esfuerzos internacionales para prevenir los conflictos violentos.

También hicieron hincapié en la importancia del desarrollo sostenible e inclusivo como medio de prevención.

La prevención funciona y beneficia a todos. Como se detalla en nuestro informe, si pudiéramos evitar conflictos en países que soportan los costos directos, incluyendo bajas y pérdidas en el crecimiento económico, evitaríamos más de 34 mil millones de dólares en daños por año”, expresó Jim.

El incremento se debe en gran parte a un puñado de conflictos de alta intensidad: Afganistán, Irak y Siria representaron el 76 por ciento de muertes en 2016.

En 1950, había un promedio de ocho grupos armados en una guerra civil; para 2010 ese promedio había subido a 14; en tanto que para 2014 más de mil grupos armados activos operaban tan sólo en Siria.

El rápido aumento del número de conflictos y muertes relacionadas ocurre por una proliferación de grupos armados, avances tecnológicos y porque ahora se hace blanco directo de las poblaciones civiles, puntualizó el documento.

Medio Oriente y África del Norte vieron la mayor expansión en los conflictos violentos en los últimos años. Aunque únicamente alberga al 5.0 por ciento de la población mundial, la región representó el 45 por ciento de los incidentes terroristas mundiales y el 68 por ciento de muertes en combate.

Asimismo, los conflictos en esa región del mundo representaron 47 por ciento de las personas desplazadas y el 58 por ciento de los refugiados. Para el año 2020, se estima que casi tres de cada cuatro árabes podrían vivir en países vulnerables a los conflictos.

La internacionalización de muchos conflictos, en los que un Estado interviene a nombre de una de las partes enfrentadas, también propagó la violencia.

En 2015, se internacionalizaron más conflictos que en cualquier año desde 1946, aunque bajaron ligeramente en 2016.

Los líderes precisaron que las transformaciones en tecnología, demografía, trabajo y comercio han acercado a las poblaciones y reducido la pobreza.

Sin embargo, señalaron, una combinación de riesgos globales, como el cambio climático y el tráfico ilícito, nos han hecho más vulnerables.

El informe resaltó además que mejorar la participación significativa de mujeres y jóvenes en la toma de decisiones, así como políticas a largo plazo para apoyar las aspiraciones de los jóvenes, son fundamentales para mantener la paz.

 

 

Fuente: Excelsior.