El padrastro de Owen, el niño de cinco años torturado en Edomex en 2014, es sentenciado a 9 años de prisión

- en Nota Roja
El caso de Owen trascendió luego de que generó indignación en las redes sociales cuando se dio a conocer, por medio de la imagen del menor en el hospital con severas lesiones por los golpes y quemaduras, que sufría maltrato del cual era testigo su madre. El caso provocó que se creara el grupo de apoyo #SalvemosaOwen, que también contribuyó a presionar a las autoridades para cumplir con su labor y dar con el paradero del hombre que lo golpeó hasta ponerlo al borde de la muerte y ahora recibió solo una sentencia de apenas 9 años en prisión.

Una sentencia de nueve años en prisión es lo que dictó el juez contra Rubén Díaz Alamillia, luego de que este torturó a su hijastro de cinco años, Owen; al golpearlo y provocarle quemaduras con un encendedor, en el Estado de México en 2014.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México, informó que los “elementos de prueba recabados y aportados por el agente del Ministerio Público fueron determinantes para que un Juez del Distrito Judicial de Cuautitlán dictara esta sentencia condenatoria por los delitos de lesiones y violencia familiar en contra de Díaz Alamilla”.

El caso de Owen generó indignación en las redes sociales cuando se dio a conocer, por medio de la imagen del menor en el hospital en Tlalnepantla con severas lesiones por los golpes y quemaduras, que el menor sufría maltrato del cual era testigo su madre Irma Virginia Salazar Velasco, quien era agente de Policía del Estado de México. El caso provocó que se creara el grupo de apoyo #SalvemosaOwen, que también contribuyó a presionar a las autoridades para cumplir con su labor y dar con el paradero del hombre que lo golpeó hasta ponerlo al borde de la muerte.

El maltrato del pequeño fue denunciado por autoridades médicas del hospital donde el menor fue llevado por presentar heridas graves en su rostro y cuerpo.

El caso del pequeño fue retomado por la PGJEM, luego de que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), inició una queja victimológica para investigar presuntas violaciones a derechos humanos cometidas en agravio del menor.
La pareja de la madre del niño fue señalado como el responsable de propinarle una paliza, y tras conocerse el caso huyó, por lo que la Procuraduría General de la República (PGR) se dio a la tarea de emitir una ficha roja de la Interpol para evitar que Díaz Alamilla, abandonara el país.

De acuerdo a la Fiscalía de Edomex, la entonces PGJEM, emitió un acuerdo de recompensa de hasta de 250 mil pesos para localizar a Díaz Alamilla, quien fue detenido el 10 de junio del mismo año, en la comunidad de San Miguel, municipio de Tequixquiac, “lugar donde el sentenciado se escondía para evadirse de la acción de la justicia”, señala un comunicado emitido hoy.

A su vez, la autoridad detalló que los hechos ocurrieron el 16 de mayo del 2014, en el interior de un domicilio ubicado en la colonia El Parque de San Mateo, en el municipio de Cuautitlán México, lugar donde este sujeto golpeó al pequeño, e incluso la quemó con un encendedor.

“Derivado de las lesiones el menor fue trasladado a un hospital en Tlalnepantla, donde recibió atención médica y fue diagnosticado con maltrato familiar”.

A tres años del caso, y su detención, un juez lo sentenció a 9 años de prisión, y le fijó una multa de 67 mil 290 pesos como reparación del daño; este sujeto también enfrentaba cargos por el delito de actos libidinosos, los cuales profirió al pequeño de 5 años, y hace unos días, un Juez dictó una condena de 3 años y 4 meses de prisión en su contra por este delito, por lo que suma dos sentencias en su contra, sin embargo, si se toman en cuenta los tres que ya pasaron, el agresor saldrá libre en seis años.

 

 

Fuente: SinEmbargo.