El alcalde asesinado hizo trato con banda de ladrones: fiscalía

- en Nota Roja
Llevaba 400 mil pesos para comprar 3 mil láminas robadas en gobiernos anteriores.

Integrantes de una banda dedicada a la venta de láminas, despensas y cobijas robadas de bodegas oficiales son los responsables del asesinato de Victor Espinoza Tolentino, alcalde de Ixhuatlán de Madero, informó la fiscalía de Veracruz.

Un día antes, el presidente municipal fue asesinado a balazos junto con su esposa y tres colaboradores, cuyos cuerpos fueron encontrados a las afueras del municipio de Banderilla.

Ayer, la fiscalía estatal informó que “datos obtenidos en las últimas horas fortalecen aún más la hipótesis de que el alcalde y sus acompañantes fueron asaltados y privados de la vida por una banda delictiva que le ofertó láminas de zinc a la mitad del precio de mercado”.

Indicó que “de buena fe”, el funcionario aceptó el trato y “para esos efectos contrató un camión en el que llevaría 3 mil láminas de Banderilla a Ixhuatlán de Madero, mismas que pagaría en efectivo; se estima que llevaba en su vehículo 400 mil pesos”.

La fiscalía explicó que el integrante de la banda que hizo el contacto con el alcalde se dedicaba desde hace varios años a vender esos materiales, sustraídos de bodegas del gobierno anterior, a candidatos y presidentes municipales en funciones.

El propio contacto guió al alcalde hasta el sitio donde las láminas serían entregadas, en un lugar prácticamente despoblado a las afueras del municipio de Banderilla.

Al llegar al sitio todos fueron asesinados, incluso el chofer del camión contratado.

Las autoridades vincularon este caso con el homicidio de cuatro personas ocurrido el viernes 17 de noviembre en el municipio de San Andrés Tlalnelhuayocan, cerca de Xalapa, cuyos cuerpos fueron hallados en un camión de volteo.

Esas personas también iban a un lugar donde les serían entregadas láminas que pagarían a mitad de precio.

A decir de la fiscalía, la investigación sobre las bodegas donde se depositaron láminas, despensas y cobijas robadas por funcionarios de la anterior administración se efectúa desde diciembre de 2016.

Informó que llamará a declarar a quienes fueron titulares de las secretarías de Desarrollo Social y Protección Civil, así como del DIF, para deslindar responsabilidades.

“El gobierno del estado advierte a presidentes municipales y ciudadanía en general de la operación de esta banda y les exhorta a no adquirir láminas, despensas y cobijas en el mercado informal. Las mismas son robadas y los dos últimos casos han terminado con hechos de violencia graves”, señaló.

En la banda delictiva participan empleados y ex funcionarios de la administración anterior, uno de los cuales, por ser empleado de base, se mantenía en la administración actual.

 

 

Fuente: Milenio.