Aumentan hasta 30% los accidentes de niños en el hogar, en vacaciones: IMSS

- en Tecnociencia

Quemaduras, caídas e intoxicación, las principales lesiones que sufren los menores en el hogar y que son atendidas en las áreas de Urgencias del IMSS.

El Seguro Social cuenta con el sistema Triage en áreas de atención médica continua, donde se evalúa la gravedad de las heridas para ofrecer atención inmediata a quienes lo necesitan.

Durante el periodo de vacaciones de invierno se prevé un aumento de hasta 30 por ciento en accidentes de niñas y niños en el hogar, por lo que los servicios de Urgencias del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se refuerzan con personal capacitado en criterios internacionales de atención a pacientes con trauma, a fin de atender la demanda de servicio.

El jefe de Área de Vigilancia Epidemiológica, Accidentes y Lesiones del IMSS, Miguel Angel Valladares Aranda, informó que las principal causas de atención a los menores en hospitales en esta época son quemaduras, ya sea con agua o líquidos hirviendo, cerrillos, encendedores o por introducir objetos en los contactos de la luz; caídas, con golpes en la cabeza y fracturas en brazos y piernas, e intoxicaciones por ingesta de medicamentos o productos de limpieza.

Añadió que las atenciones por quemaduras en niños aumentan 35 por ciento, que también pueden ser a causa del uso de pirotecnia que lleva a lesiones en cara, manos y brazos, e incluso a casos graves de amputación de dedos; también por conexiones excesivas en un solo contacto, series de luces en mal estado o de mala calidad y dejar encendidos las series de luces toda la noche o periodo muy largos.

Dijo que aunque menos comunes, también se atienden en unidades médicas del IMSS ahogamientos y asfixia, cuando los menores introducen juguetes u objetos a la boca, así como las intoxicaciones por monóxido de carbono por el uso de anafres dentro de los hogares.

El doctor Valladares Aranda indicó que la gran mayoría de los accidentes en casa son prevenibles tomando en cuenta medidas sencillas, como:

• No dejar que los niños jueguen cerca o en la cocina.
• No dejar que se acerquen a la estufa o calentador.
• No cargar a un menor mientras se cocina.
• No dejar que el menor conecte o desconecte aparatos eléctricos.
• Colocar protectores de plástico en los enchufes o tomas de corriente eléctrica.
• Guardar en lugares seguros los medicamentos y productos de limpieza.
• No colocar sustancias tóxicas en envases de refresco.
• No dejar recipientes con agua cerca de los menores, a fin de evitar que sufra ahogamiento. Tener cuidado de no dejarlo solo en la bañera.
• Evitar que corran o jueguen en las escaleras o cerca de ellas y que jueguen con objetos punzocortantes

Informó que para la atención de los menores y de los derechohabientes por lesiones, el IMSS cuenta con servicios de Urgencias y Atención Médica Continua en la mayoría de sus Unidades de Medicina Familiar, en los hospitales de zona y Unidades Médicas de Alta Especialidad, y es en estas últimas en las que se atienden las de mayor gravedad, en los servicios de traumatología y ortopedia.

Dijo que en la actual administración ya implementó el sistema de Triage en sus 154 hospitales de zona en todo el país, para clasificar a los pacientes que llegan a los servicios de Urgencia de acuerdo a la gravedad de su lesión, a fin de dar atención prioritaria a aquellos que más requieren intervención inmediata para salvar la vida.

El especialista señaló que datos de la Organización Mundial de la Salud reportan que cada día mueren más de dos mil niños debido a lesiones no intencionales (accidentales) y cada año ingresan decenas de millones con lesiones que, a menudo, los dejan discapacitados de por vida.

Agregó que el Informe Mundial sobre Prevención de las Lesiones en los Niños, que constituyó la primera evaluación mundial integral de las lesiones no intencionales en los niños y que prescribe medidas para prevenirlas, concluye que si se adoptaran medidas preventivas de eficacia, podría salvarse la vida de al menos mil niños al día.

 

 

Fuente: IMSS