En Austin vetarán a empresas que construyan muro fronterizo

- en El Mundo
El cabildo de la capital de Texas aprobó por 10 votos a favor y uno en contra una resolución en la que se solidariza con la comunidad inmigrante

El cabildo de Austin, la capital de Texas, aprobó este jueves una resolución en la que se solidariza con la comunidad inmigrante.

Prometió que la ciudad no realizará ningún negocio con empresas que participen en la construcción del muro fronterizo que planea erigir el gobierno del presidente Donald Trump, según el medio local Statesman.

En Austin construimos puentes, no muros”, señaló el alcalde Steve Adler, tras la aprobación de la resolución por 10 votos a favor y uno en contra, emitido por la regidora Ellen Troxclair.

En rueda de prensa, miembros del cabildo hablaron sobre la hospitalidad que Austin ha brindado siempre a los inmigrantes y el valor de la diversidad cultural y económica de la ciudad.

Si Texas fuera su propio país, ocuparía el segundo lugar, sólo detrás de Estados Unidos, en el comercio total con México, y sería el segundo mayor comprador de exportaciones mexicanas y el segundo mayor proveedor de importaciones a México”, destacó el regidor Sabino “Pío” Rentería.

Pero Texas y México son mucho más que socios comerciales. Tenemos una historia compartida. Y más importante aún, tenemos un futuro compartido. Es por eso que en Austin estamos interesados ​​en construir puentes económicos, no muros caros”, puntualizó.

Por su parte, la regidora Delia Garza manifestó que, al adoptar esta posición, la capital texana no está apoyando los actuales esfuerzos divisivos que fomentan el racismo y la discriminación que aislarían a Austin de sus socios culturales y económicos.

La resolución no se aplicará a los contratistas que hayan trabajado en los muros fronterizos ya existentes, sino sólo a los futuros contratistas que trabajan para extender dichas edificaciones.

No tenemos la intención de retroceder en el tiempo”, aclaró Garza.

Con este voto, Austin se suma a las docenas de ciudades estadunidenses que han aprobado resoluciones en contra de la construcción de la valla fronteriza.

En esta semana, la subsecretaria de Seguridad Nacional de EU, Elaine Duke, sostuvo que no deberían tolerar a las ciudades que rechazan a las compañías que se relacionan con muros fronterizos.

También la Asociación General de Contratistas de América, que agrupa a compañías constructoras, advirtió que este tipo de boicots constituyen una violación a las disposiciones constitucionales que establecen que las leyes federales reemplazan a las promulgadas por los estados y los gobiernos locales.

 

 

Fuente: Excelsior.