Los artesanos de Acultzingo asesinados en Guerrero, fueron a buscar trabajo, dice alcalde

- en Carrusel, Estado
Los cuerpos de los cinco artesanos veracruzanos que fueron encontrados sin vida en Guerrero, llegaron ayer a su poblado natal, en Acultzingo, para iniciar los funerales, esto gracias  a la gestiones del alcalde, René Medel Carrera, quien pidió al gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, mejorar las condiciones para que se generen empleos en la zona, y evitar la migración a lugares peligrosos.
Los finados fueron localizados sin vida en un río de la localidad de Chilapa, donde aparecieron hechos pedazos, junto a tres personas más nativas del estado de Guerrero.
Los cadáveres llegaron a Veracruz la mañana del sábado,y fueron trasladados a la localidad de donde eran nativos, conocida como Coxolitla, donde cientos de personas les esperaban para darles la última bienvenida.
El pueblo entero recibió a los artesanos, que no eran delincuentes, habían ido a buscar trabajo porque en Veracruz no hay.

El Presidente Municipal de Acultzingo, René Medel Carrera, quien se trasladó hasta tierras guerrerenses y gestionó el traslado directamente con el gobierno del Estado de Guerrero, Héctor Astudillo, dijo que las personas ultimadas sólo iban a trabajar y vender sus productos hechos de madera tallada.

“Le doy las gracias al Gobernador del Estado de Guerrero por las atenciones que tuvo para conmigo y las facilidades que nos brindó; pero sobre todo con las familias de las personas que perecieron en la localidad de Chilapa, al costear los gastos que se generaron por los estudios que realizaron en el Servicio Médico Forense (SEMEFO), y el traslado de los cuerpos hasta nuestra tierra”, comentó el alcalde.
Las víctimas eran Gonzalo, de 18 años; Daniel, de 34, ambos hermanos. Así como Aurelio, de 37; Roberto, de 24 y Abel, de 35 años; todos originarios del poblado mencionado.
Medel Carrera señaló que exhortaran a todos los comerciantes y artesanos de Acultzingo y municipios circunvecinos que se dedican a la venta de muebles tallados en madera y algunos otros productos que también producen, para que no salgan a lugares que están identificados como focos rojos en cuestión de inseguridad; y lanza la petición tanto al Gobierno del Estado de Veracruz como al Gobierno Federal, para que los apoyen en la medida de lo posible a la creación de fuentes de trabajo para los acultzinguenses.

Fuente: Plumas Libres.