Que ni se les ocurra liberar a Javier Duarte, ¡porque arde Troya!

- en Carrusel, Estado

Los mexicanos, pero especialmente los veracruzanos, verían como una verdadera afrenta contra los principios básicos de legalidad y justicia la posible liberación de Javier Duarte, considerado por muchos como uno de los más grandes depredadores de las arcas veracruzanas. La falta de profesionalismo y pericia de parte de la PGR en el proceso despierta muchas suspicacias; tal pareciera que el caso Duarte es llevado por unos novatos recién egresados de cualquier facultad de Derecho.

Más aún si se toma en consideración que el nuevo encaramiento de Duarte con los jueces será hasta el mes de julio, precisamente después del día de las elecciones presidenciales. Y es que la defensa del exgobernador no es cualquier cosa, el abogado Marco Antonio del Toro ha argumentado que a su cliente se le han violado sus derechos en la audiencia en la que se le vinculó a proceso, que se realizó en el Centro de Justicia Federal del Reclusorio Norte, y ha logrado que ya no se incluyan más datos de la Comisión bancaria como prueba contra su cliente.

Por tal razón, los veracruzanos debemos estar curados de espanto, en la política mexicana se puede espera de todo. No sorprendería su liberación, la impunidad durante el sexenio del presidente Peña Nieto fue la característica principal que ha regido durante más de cinco años.

 

 

Fuente: Libertad Bajo Palabra.