Primero leche caducada… y ahora la compra a “sobreprecio” de 296 mil litros en Veracruz, acusa Morena

- en Carrusel, Estado

El precandidato de Morena a la gubernatura del estado, Cuitláhuac García Jiménez, reveló que las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Salud (Sesver) compraron a “sobreprecio” casi 300 mil litros de leche semidescremada ultrapasteurizada para las despensas del programa “Veracruz Comienza Contigo”.

Con el Hashtag #LosYunesCharlatanes, García Jiménez exhibió en sus redes sociales el contrato de compraventa AD-09.17 con la empresa Productos Serel S.A., que se hizo mediante adjudicación directa, sin licitación de por medio, e incluye la compra de 296 mil 200 litros de leche a un precio unitario de 20 pesos por litro.

De acuerdo con García Jiménez, “los Yunes” no sólo mandaron leche “caducada” a los niños de Minatitlán y Zongolica, sino que además hicieron negocio familiar, pues el lácteo tiene un precio al menudeo de 16 pesos con 50 centavos.

“¿Cuánto se clavó Yunes? No sólo mandaron a los niños leche caducada, aprovecharon para hacer negocio con el hambre de la gente”, subrayó.

El contrato fue rastreado por la agencia de noticias digital Imagen Siglo XXI, que antes tuvo cercanía con el exgobernador Javier Duarte, a quien brindaba el servicio de monitoreo y síntesis informativa, pero ahora es afín a Morena, dado que una de sus directivas, Fanny Yépez, es vocera de ese grupo legislativo en el Congreso local.

El contrato detalla que el gobierno de Yunes gastó 5 millones 924 mil pesos en la adquisición de los paquetes de leche semidescremada ultrapausteurizada. Y en el DIF estatal trascendió que en la compra a la empresa “Nutriland” intervinieron “directivos” del Partido Acción Nacional (PAN) del norte del país, quienes no sólo surten al gobierno de Veracruz, sino también a otras entidades donde ese partido es autoridad.

Por otra parte, este miércoles el periódico Notiver dio a conocer que el alcalde de Minatitlán, el también morenista Nicolás Reyes Álvarez, fue denunciado ante la Fiscalía General del Estado (FGE) sobre hechos presumiblemente constitutivos de delitos cometidos contra el servicio público y en agravio de la Secretaría de Protección Civil (SPC) del gobierno de Veracruz.

La denuncia contra Reyes Álvarez se da después de que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares asegurara que ese ayuntamiento fue el que “sembró” leches caducas y otros insumos descompuestos, así como despensas incompletas, para dejar mal parado al gobierno estatal.

En un comunicado, el ayuntamiento subrayó que no mintió sobre la leche caduca que el gobierno estatal envío a través de la SPC –en un lote de mil 500 despensas– a familias damnificadas por las inundaciones atípicas que se registraron en los últimos días de enero del año en curso, y que no se distribuyeron.

“El ayuntamiento constitucional de Minatitlán cuenta con las pruebas documentales (fotografías y videos) que demuestran que una parte del lote de despensas, porque no todas estaban completas, contenían leches cuya fecha de caducidad se encuentra vencida”, insistió.

Pero el gobierno de Yunes Linares recalcó que en la revisión de las despensas no encontró un solo producto caduco: “Cero productos caducados tras la revisión total de los paquetes de despensas; se confirma que son falsos los señalamientos del alcalde de Minatitlán sobre el apoyo para emergencias que se le brindó”.

Sin embargo, hasta ahora no ha dicho una sola palabra sobre la distribución de “leche agria y cortada” en el municipio de Zongolica, que fue motivo de queja del DIF municipal, el pasado fin de semana pasado.

Ahí, el Sistema Municipal tuvo que suspender en 201 escuelas de preescolar y primaria el programa de “desayunos escolares fríos”, luego de que les reportaron que la leche estaba “agria”, con mal olor y “cortada”, aunque con una caducidad vigente.

En un oficio, la presidenta del DIF municipal, Alma Rosa Landa Rincón, pidió a los directores de escuelas beneficiarias y a las cooperativas escolares “suspender” el programa de desayunos hasta que el Sistema DIF estatal, a cargo de Laura García Beltrán –actual funcionaria del gobierno de Yunes Linares y exdirectiva del Seguro Popular en Puebla durante la gestión de Rafael Moreno Valle–, dé una explicación y “respuesta” a esta distribución del lácteo en mal estado y que pudo haber puesto en peligro al alumnado.

“Solicito a los directivos y a los comités de padres de familia su comprensión y colaboración en la difusión constante de la información proporcionada”, destacó el oficio que giró de forma “urgente” el pasado 1 de febrero.

 

 

Fuente: Proceso.