La tecnología en ayuda de migrantes y refugiados

- en Tecnociencia

Por Paulo S. Martínez Sumuano

Subcoordinador de Comunicación de Sin Fronteras

 

En 2009 Andrea, su esposo y sus dos hijos salen de su país Honduras,  por la ola de violencia que azotaba su comunidad, además por haber sido amenazados por “Las Maras”, ellos salieron para salvar sus vidas. Cruzan por la ruta de Chiapas, a través de distintos lugares recónditos, pero con la esperanza de alcanzar la paz y recuperar su normalidad. Son detenidos en Acayucan, Veracruz, por agentes del Instituto Nacional de Migración, los llevan a la Estación Migratoria y ahí permanecen varios meses sin saber que pasara con ellos, sin tener acceso a los derechos más elementales, como el derecho a la información, sin el ejercicio a este derecho, Andrea y su familia, fueron deportados y volvieron al lugar donde su vida corría peligro.

En el tema migratorio y de asilo el acceso a la información es elemental, para las personas migrantes o solicitantes de protección internacional, quienes por su condición deben aprender idiomas, leyes, buscar empleo, estudiar, solicitar acceso a programas públicos, conocer sus derechos para solicitarlos y ejercerlos, salvar diferencias culturales, tratar con autoridades que les discriminan, estos retos requieren ir un paso adelante y el tener acceso a información, a través de un teléfono celular, visitar una web o recibir un correo electrónico es clave.

El caso de Andrea, es solo uno de las miles de personas que no acceden a sus derechos por falta de información, sin embargo, cuando la tecnología se pone al servicio de las causas sociales, como en el caso de las personas migrantes y refugiadas, las organizaciones potencializamos nuestro impacto y logramos una resonancia que trasciende las fronteras.

La información es para las personas migrantes y refugiadas, como aquel amigo  entrañable y a veces único a quien podemos acudir en busca de soluciones, de ideas, es aquella fuerza para poder seguir adelante y no perder la esperanza. Por tal motivo, las organizaciones en la actualidad apostamos al uso de las nuevas tecnologías, para poder llevar nuestros servicios de ayuda e información, ante la emergencia humanitaria que vivimos, de manera exponencial y lograr ayudar a más personas que lo requieran.

En México, el año pasado, según el boletín estadístico de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación,  95,497 personas fueron detenidas por el Instituto Nacional de Migración, la mayoría de ellas fue deportada a sus países de origen, incluso aquellas potenciales a ser sujetas de Protección Internacional.

Para Sin Fronteras, miles de esas personas no logra acceder a sus derechos por falta de información, de ese tamaño es el reto, lograr que las miles de personas que llegan a nuestro país, a través de la conectividad  del WIFI, un Smartphone o algún otro dispositivo, acceda a información útil y cambie la formula de procesos migratorios por una que le permita conocer y ejercer sus derechos humanos.

El acceso a la información no debe ser una limitante y el uso de las nuevas tecnologías nos ayudará a trascender las fronteras.

@Sinfronteras_1

 

¿Ya nos sigues en nuestras redes sociales?

Instagram: https://www.instagram.com/presencianoticias/

Twitter: https://twitter.com/PresenciaAN

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCYdSTrCPSCkx9jOvT365Qmg