La enfermedad que provoca hasta 500 orgasmos en un día

- en Tecnociencia
Tener más de 100 orgasmos al día puede convertirse en una tortura

Para muchas mujeres que sufren de anorgasmia, o la incapacidad de sentir un orgasmo, eso puede parecer una pesadilla pero en el mundo existen mujeres que han llegado a sentir hasta 500 orgasmos en un día y que han descrito esta situación como “una tortura”.  Para ellas esto es aún peor que no sentir orgamos debido a que estos episodios, que pueden ocurrir en cualquier momento y lugar, les impiden tener una vida normal.

Esta terrible condición recibe por nombre Síndrome de Excitación Sexual Persistente (PSAS, por sus siglas en inglés) y fue definido así por la psicóloga Sandra Leiblum en 2005. Se desconoce su prevalencia hasta el momento debido a que no es muy estudiado dentro de la comunidad médica.

En diferentes testimonios mujeres que padecen este síndrome ha llegado a señalar que la excitación puede ocurrir como respuesta a acciones tan cotidianas como usar la secadora del cabello, escuchar la lavadora en funcionamiento, el movimiento de un coche e incluso la vibración de un télefono.

El PSAS se ha descrito en el estudio “Síndrome de excitación sexual persistente asociado con aumento en la Ingesta de soya” como: “sentimientos de espontaneidad, persistencia, y excitación genital intensa en ausencia de relaciones sexuales deseo y/o estimulación genital. Padecimiento que puede afectar las actividades de un paciente, sus actividades de la vida diaria y el funcionamiento social debido al incremento de la tensión en la región pélvica y de la imperante necesidad de disminuir la presión con la autoestimulación”.

Tal como señala el artículo, los síntomas a menudo no desaparecen incluso después de llegar al orgasmo. quienes padecen de esta enfermedad tiene sentimientos de excitación fisiológica sin deseo sexual y esto puede persistir durante largos períodos de tiempo.

El caso que se presenta en dicho estudio señala que la paciente describió que varias veces durante el día que tuvo que interrumpir compromisos sociales y profesionales a mitad de la tarea para “aliviar la tensión en su región pélvica”.

Hasta el momento no se ha encontrado cura para esta enfermedad y hace falta mucha investigación sobre el tema.

 

Fuente: elbotiquin.mx

 

SIGUENOS EN TODAS NUESTRAS REDES SOCIALES:

Instagram: https://www.instagram.com/presencianoticias/

Twitter: https://twitter.com/PresenciaAN

YouTube: https://www.youtube.com/channel/presencianoticias