EL ESPACIO DE ATENEA

Por: Esperanza Arias Rodríguez.

El ambicioso proyecto de López Obrador: el corredor interoceánico del istmo de Tehuantepec.El domingo 7 de junio el presidente Andrés Manuel López Obrador dio el banderazo oficial a la rehabilitación de la vía del ferrocarril del istmo de Tehuantepec, en Medias Aguas, municipio de Sayula de Alemán, que forma parte de un programa ambicioso de desarrollo económico, comercial y social planeado por el gobierno federal para el sur-sureste del país, entre cuyos objetivos se espera beneficie a la población del Istmo de Tehuantepec, conformada por 79 municipios: 46 asentados en Oaxaca y 33 en Veracruz, pero al mismo tiempo constituya un potente polo de desarrollo para sacar del deprimente rezago a la región, muy en desventaja desde hace décadas con los estados del norte; en nuestras localidades rurales y en la mayoría de ciudades predominan el desempleo, la miseria, el escaso crecimiento urbano y una larga lista de carencias de toda índole, sin mencionar que la pandemia del covid-19 constituye otro duro golpe por sus implicaciones, que van más allá de la salud, pues tienen mucho que ver con un mayor deterioro de la precaria economía.Por eso, para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador es vital el llamado Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec; la idea y su ejecución no es nueva, nació siendo gobernante el oaxaqueño Porfirio Díaz, con el interés de conectar con miras comerciales, el Pacífico con el Atlántico, pero que se vino abajo partir de la puesta en marcha del canal de Panamá, en 1914; con el tiempo el polvo del olvido cubrió y oxidó hasta las vías del tren asentadas en Medias Aguas, que serán rehabilitadas, a partir de una inversión inicial de 3 mil millones de pesos , -en global serían 20 mil millones de pesos-para impulsar la región, ya que el proyecto abarca el desarrollo en varios sentidos: modernización del Ferrocarril Istmo de Tehuantepec; ampliación de los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz, con una terminal de contenedores en cada puerto; modernización del puerto petrolero y la construcción de un nuevo puerto industrial, ambos en Salina Cruz.Así mismo, pretende modernizar la carretera Mex-185 y construir una autopista a lo largo del corredor; el mantenimiento y modernización de oleoducto de 220 km para transportar gas natural y abastecer a industrias y comunidades de la zona; mantenimiento y rehabilitación de las refinerías de Minatitlán y Salina Cruz; desarrollo de centrales eólicas para la generación eléctrica en la región de Ixtepec, Oaxaca así como la construcción de 5 subestaciones eléctricas y finalmente el impulso a las telecomunicaciones con la instalación de fibra óptica subterránea sobre el derecho de vía ferroviario, con el fin de dotar de comunicaciones a las industrias que se instalen. Por supuesto un beneficio más es la generación de empleos directos e indirectos, entre los primeros se calcula un total de 7,300.No obstante, pese a que todo esto se percibe como una gran oportunidad para acabar con la pobreza en la región, a través de un importante corredor industrial, hay voces discordantes que no ven el proyecto como viable, o al menos no en el futuro inmediato, y por otro lado, que muy difícilmente podrá competir con la ruta comercial del Canal de Panamá , sin embargo, para la región sur-sureste sí constituye un motivo de esperanza y opción para incorporarse al progreso, de abandonar, sobre todo las comunidades indígenas, las condiciones de extrema pobreza, siempre y cuando se respeten a sus costumbres, tradiciones y formas de organización comunitaria. Hay una deuda histórica con esta zona y ojalá con este proyecto de construir y consolidar un poderoso corredor industrial se pague a los habitantes que por lustros se han visto obligados a mantenerse alejados del bienestar económico y social por parte de los sucesivos gobiernos federales.Más mujeres periodistasEn una entrega anterior de El Espacio de Atenea, mencioné a las reporteras y periodistas que a lo largo de los años han desempeñado esta labor en Acayucan, sin embargo, en el tintero se quedaron tres nombres importantes, el primero es el de la Doctora Martha Fernández Preyesso, quien escribía la columna Crisoladas, publicada en el diario local El Crisol, propiedad del empresario impresor Rafael Pavón Bremont. Una mujer que destacó en el medio fue la Antropóloga Social María Elena Roca Guzmán, con una maestría en Sociología Política y un doctorado en Historia Regional, Malena ejerció el periodismo como reportera en el Diario del Sur y creó la Revista Onda Juvenil; por su formación académica, siempre se inclinó por los trabajos periodísticos de investigación resultando de esto excelentes escritos. Finalmente hablaré de Sandra Luz Ojeda Peña, colaboradora de varios medios impresos, entre otros Notisur de Coatzacoalcos y el Diario Acayucan, recientemente se reincorporó a éste último, por lo que le deseo un exitoso desempeño.