Condenan a 11 años de cárcel al cazador que mató a uno de los gorilas más famosos de África

- en El Mundo
El hombre fue sentenciado por cazar al popular animal dentro de un área protegida, entre otros cargos.

La Justicia de Uganda condenó a 11 años de cárcel al hombre que mató al famoso gorila de montaña Rafiki dentro del Parque Nacional de Bwindi. Autoridades de Vida Silvestre afirmaron que el caso debe servir como ejemplo para otros cazadores, publicaron medios locales.

Este miércoles 29 de julio, Felix Byamukana fue encontrado culpable de tres cargos, como entrar de manera ilegal a un área protegida, matar a un gorila y a otros animales y posesión ilegal de carne, detallaron medios locales. La suma de esas causas fue la que definió el tiempo que deberá pasar en prisión, aunque aún existe la posibilidad de presentar una apelación.

«Estamos aliviados de que Rafiki haya recibido justicia y esto debería servir como ejemplo a otras personas que matan la vida silvestre», expresó el oficial Sam Mwandha, quien agregó: «Si una persona mata la vida silvestre todos perdemos, por lo tanto pedimos a todos apoyar nuestros esfuerzos por conservar la vida silvestre para las generaciones presentes y futuras».

Rafiki tenía 25 años y era el líder de uno de los grupos de gorilas más populares del parque nacional. Su desaparición fue reportada el 1 de junio pasado y cuando su cuerpo fue encontrado se realizó una autopsia que demostró que había sido sufrido una lesión con un objeto afilado que «penetró en la parte superior izquierda del abdomen» y llegó hasta los «órganos internos».

Byamukana fue arrestado el 4 de junio pasado y durante el allanamiento a su vivienda fueron encontrados algunos elementos de caza, como una lanza y trampas de cuerda. Poco después, el detenido admitió que iba a cazar al parque, aunque afirmó que había matado a Rafiki en defensa propia porque el gorila lo había atacado primero.

En tanto, otros tres detenidos se declararon inocentes y fueron trasladados a prisión mientras se desarrolla el juicio.

La subespecie de los gorilas de montaña está en peligro de extinción. La disminución de su población, que en la actualidad es de poco más de un millar de ejemplares, se debe a las guerras, la caza, la destrucción de su hábitat y enfermedades. A finales del siglo pasado incluso se llegó a creer que ya estaba extinta.

Fuente: RT en Español