De Los Ángeles a los Demonios| Pueblos Indígenas

- en Carrusel, Columnas

Dra. Denisse de los Angeles Uribe Obregón
Magistrada del H. Tribunal Superior de Justicia

Pueblos indígenas: una deuda pendiente

Este 9 de agosto se conmemoró como cada año desde 1994 el día internacional de los pueblos indígenas, en remembranza de la primera reunión del Grupo de Trabajo sobre Poblaciones Indígenas de la Subcomisión de Prevención de Discriminaciones y Protección a las Minorías celebrada en 1982; el propósito de este día internacional es fortalecer la cooperación entre naciones para proteger los derechos de los pueblos originarios.

De acuerdo con Naciones Unidas en el mundo habitan alrededor de 476 millones de personas indígenas, lo cual representa más del 5% de la población mundial, es de destacarse que este grupo protege el 80% de la biodiversidad del planeta, realizando una importante labor conservacionista.

Según datos del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas en México 25 millones de habitantes se auto adscriben como indígenas, sin embargo, el INEGI señala que el número de personas que hablan una lengua originaria es de poco más de siete millones, lo que representa el 10.1% de la población mexicana, entre éstas destacan el Náhuatl, Maya y Tseltal.

Las entidades federativas con mayor presencia de grupos étnicos son: Oaxaca, Chiapas y Yucatán, por cuanto hace a Veracruz la proporción de habitantes indígenas es de nueve puntos porcentuales, mientras que las lenguas más habladas son Náhuatl y Totonaca.

Lamentablemente las condiciones de vida de los grupos étnicos se encuentran vinculadas históricamente a la pobreza, en el ámbito internacional constituyen el 15% de las personas más desfavorecidas y vulnerables según datos de la ONU.

En nuestro país, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social el 69.5% de la población indígena vive en situación de pobreza en contraste con el 39% de la población no indígena.

Las desigualdades y carencias son más pronunciadas en los grupos étnicos que en el resto de la población, ya que aún persiste una marcada división o como describiría el antropólogo Guillermo Bonfil Batalla, dos versiones distintas de nuestro país: un México imaginario y un México profundo, este último representa el origen de la nación, sin embargo la coexistencia de ambos ha forjado nuestro patrimonio e identidad cultural, pues tal como se establece en el artículo segundo de la Constitución Política, el Estado mexicano tiene una composición pluricultural sustentada originalmente en sus pueblos indígenas..

La conmemoración de este día internacional es una oportunidad para reivindicar la situación histórica de estas comunidades y generar conciencia sobre el contexto de desigualdad en el que se encuentran, así como apremiar la necesidad de poner en práctica lo establecido en diversos instrumentos internacionales y en nuestra propia Carta Magna.

La humanidad tiene una deuda histórica con los grupos étnicos, la cosmovisión, sabiduría ancestral y tradiciones que han heredado al mundo debe corresponderse a través de estrategias que les garanticen el ejercicio pleno de sus derechos humanos y una mejor calidad de vida; la agenda pendiente es extensa, aún se requiere de mucho esfuerzo y suma de voluntades para alcanzar la verdadera inclusión y potenciar el desarrollo de nuestros pueblos originarios.