Felicidades a todos los que practican y mantienen viva la Charrería mexicana: Lupita Valencia

- en Municipios Sur
La Charrería es el conjunto de destrezas, habilidades ecuestres y vaqueras propias del charro mexicano. Todo ello conforma un deporte espectáculo de gran popularidad y raigambre en México.

México es un país multicultural, pero cada una de las fiestas, tradiciones, actividades populares enriquecen nuestra población, pero eso es necesario reconocer a quienes siguen manteniendo el espectáculo de la Charrería.

Hoy que se celebra el Día del Charro, es momento de reconocer a todos quienes han logrado que este deporte, siga siendo un referente en el mundo, la audacia y destreza, permite que nos identifique y nos enorgullece.

En Acayucan hay un grupo de charros, que han puesto el nombre del municipio en alto, es una actividad que ha permitido demostrar qué hay talentos y a ellos un reconocimiento y felicitación.

La Charrería es el conjunto de destrezas, habilidades ecuestres y vaqueras propias del charro mexicano. Todo ello conforma un deporte espectáculo de gran popularidad y raigambre en México. La charrería se desarrolla en ruedos similares a las plazas de toros llamados lienzos charros, el cual en México se conmemora el 14 de septiembre de 1934.

Desde el 1 de diciembre de 2016 es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, tras ser ingresada en esta lista representativa en la reunión del Comité Intergubernamental de la Unesco para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial.

El término deriva de charro, sinónimo de jinete. Esta palabra tiene diversos orígenes: se utiliza en Salamanca (España) como un gentilicio local que proviene del idioma vasco «txar» o «rústico»; también podría provenir de «chauch» que en el mozárabe andaluz significaba «pastor» o «jinete». Se considera más probable que esta última es de la que derivan tanto «gaucho» como charro.