¿Qué fue del Vampiro Canadiense? El luchador que pelea contra el Alzheimer

- en Deportes
Tras abandonar la lucha libre, Ian Hodgkinson sufrió de diversas secuelas por las lesiones y los excesos en su vida; sin embargo, continúa día a día para compartir más tiempo con su hija

Ian Richard Hodgkinson, mejor conocido en el mundo del deporte como Vampiro Canadiense, es uno de los luchadores más representativos de los años noventa en México. Fue uno de los pocos extranjeros en ganarse el corazón de los mexicanos en la AAA y el CMLL; sin embargo, su carrera le ocasionó graves secuelas a lo largo de su vida.

La vida de Ian no fue fácil. Desde pequeño los problemas familiares lo llevaron a tomar decisiones por su propia cuenta. Aunque a temprana edad demostró afición por el deporte, la vida lo llevó a los bares y antros, donde los excesos comenzaron.

Pese a no tener un rumbo fijo, Richard encontró en la lucha libre una salida a todos sus problemas. Tras ser guardaespaldas en varios antros de Hollywood, decidió buscar un gimnasio para dedicarse al deporte, por lo que un amigo le recomendó ir a México para aprender. El 1 de enero de 1989 llegó a la capital del país pocos recursos, pero con la determinación cambiar.

Por suerte, llegó a las puertas de la Arena México y gracias a Antonio Peña, Ian dejó atrás todo lo que conocía para volverse en Vampiro Canadiense. Un año más tarde debutó en una lucha de parejas con Pierroth Jr, para enfrentarse a Mogur y Huracán Sevilla. Tras su presentación, paulatinamente se convirtió en uno de los extranjeros más queridos en el medio.

Su repentino ascenso en México se debe gracias a la conexión con el público por su personaje, aunque su físico se volvió el atractivo principal para las mujeres. Por ello, Vampiro comenzó a ser uno de los luchadores con mejor sueldo, pero su turbio pasado hicieron que volviera a la vida de excesos.

Gracias a su apretada agenda entre varias funciones en México y, más tarde, en Estados Unidos con la WCW, Vampiro volvió al consumo de tranquilizantes, ocasionándole nuevamente un problema con las drogas. Aunque encontró una segunda oportunidad cuando se casó y tuvo una hija, el luchador sufrió una grave caída durante una función en California, ocasionándole graves fracturas en las vértebras de su cuello y un desprendimiento de masa encefálica.

La lesión lo retiró momentáneamente de los cuadriláteros, pero los problemas económicos hicieron que volviera pese a las advertencias médicas, por lo que tuvo varias participaciones en empresas independientes de Estados Unidos, Japón y Reino Unido a inicios del 2000.

Con la motivación de darle la mejor vida a su hija, Vampiro se puso en riesgo y dejó los dolores atrás para volver a los encordados. En 2008 llegaría a Triple A para retar a Dr Wagner por el Megacampeonato; aunque retornó a la escena estelar de la lucha mexicana, su vida tuvo un giro radical.

Paulatinamente fue dejando los encordados y se dedicó a ser parte del staff tras bambalinas, así como tener algunas actividades fuera de la lucha libre: proyectos musicales y programas sociales. Apareciendo en algunas luchas esporádicas en Triple A, tomó el papel de director de talento en la empresa. Todavía en 2018 vio actividad en algunas funciones, pero no tardó mucho para percatarse que su condición ya no era la misma.

Luego de desaparecer por completo del ring, Vampiro fue diagnosticado con Alzhaimer y Parkinson, enfermedades degenerativas que le ocasionan pérdida de memoria e incapacidad motriz, respectivamente.

En diversas ocasiones, ha señalado que olvida a dónde se dirige cuando conduce, incluso dice sentirse frustrado a tal grado de llorar. Además confesó que usa muchos recordatorios de su celular para no perder la noción del día, aunque ocasionalmente olvida lo que hizo segundos antes.

Aunque su enfermedad estaba cobrando factura, Vampiro Canadiense ha dejado claro que hará todo lo posible para superar las adversidades. Por consiguiente, continúa haciendo ejercicio, aunque ya no de alto impacto; adoptó una vida vegana y se mantiene en forma para compartir el mayor tiempo posible con su hija.

Asimismo, un año atrás tuvo un homenaje en la Arena Naucalpan, la cual simbólicamente fue su retiro oficial de los cuadriláteros, ya que cualquier movimiento brusco le ocasionaría la muerte.

Actualmente, Ian Hodgkinson dejó atrás su puesto en Triple A por supuestas diferencias con Konnan, pero se mantiene activo como host en el programa Vampiro: Unleashed en la plataforma estadunidense El Rey Network, así como tener su propio programa de radio.

MILENIO