Después de 32 años de espera, por fin Los Angeles Dodgers es campeón

- en Deportes
MLB. Con una estupenda labor de los mexicanos González y Urías, el equipo angelino se coronó tras 32 años de espera.

No hay plazo que no se cumpla, y los Dodgers, que en el Juego 6 de la Serie Mundial de 2020 vencieron 3-1 a los Rays lo comprobaron, pues así terminaron con una sequía de 32 años sin título… y lo hicieron con sendas estupendas labores de sus pitchers mexicanos Víctor González y Julio Urías.

Los Rays comenzaron conscientes de la necesidad de ganar, así que su mejor bate, Randy Arozarena, alzó la voz apenas en la 1ª entrada, conectando su décimo cuadrangular de la postemporada y dándole con él ventaja tempranera a Blake Snell antes de que siquiera subiera a la lomita.

En la 2ª explotó Tony Gonsolin, dejando corredores en primera y segunda, pero en esta ocasión el cubano-mexicano no pudo poner la pelota en juego y se fue ponchado por el relevista Dylan Floro.

Mientras tanto, a Snell únicamente Max Muncy logró ponerle la pelota en juego durante las primeras dos entradas, pero a pesar de que simplemente tenía a los Dodgers comiendo de su mano, la computadora le dijo al mánager Kevin Cash que era hora de ir con la grúa para evitar que enfrentara por tercera vez al lineup angelino.

En 5.1 entradas de labor, el zurdo había realizado 73 pitcheos y con ellos había ponchado a 9 rivales y solo había permitido dos imparables. Ese fue el manejo que ha llevado a los Rays hasta la Serie Mundial, irónicamente también sería el responsable de que la perdieran.

Nick Anderson entró al relevo y no cumplió. Permitió dos carreras, la primera con un wild pitch, la segunda con un roletazo dentro del cuadro, y esas fueron suficientes para que Dodgers se coronara.

Lo mejor de todo fue que al cierre de la quinta, entró a relevar para los Dodgers el nayarita González, quien en ese inning hizo un solo pitcheo para terminar la entrada y retirar a Austin Meadows. Ese solo pitcheo le significaría el triunfo.

La labor del nayarita fue extraordinaria, pues ponchó a 3 de los 4 rivales que puso fuera de circulación. Maravilloso sin más.

Y es que después de que el juego se puso 2-1 y los californianos estaban a 9 outs de la victoria, su relevo únicamente permitió un imparable contra Brusdar Graterol, los otros dos lanzadores hicieron un trabajo perfecto, sin imparables y con 7 ponches en 11 outs que retiraron… ¿quiénes fueron?, pues Víctor González y Julio Urías.

A pesar de que el mánager Dave Roberts había dicho al término del Juego 5 que el mexicano Urías era uno de tres serpentineros no disponibles para el Juego 6, en la 7ª entrada dio marcha atrás y llamó al culichi del bullpen para ser el 7° pitcher de los Dodgers en la noche de su 7ª coronación.

Urías lanzó, y de qué manera, 2.1 entradas inmaculadas, esparciendo 4 ponches y sin permitir imparables, haciendo que el home run de Mookie Betts que puso la pizarra 3-1 solo sirviera de anécdota.

Así, con González y Urías ya son ahora 12 los peloteros nacidos en México campeones en Grandes Ligas, y ahora ambos se unen a Fernando Valenzuela como los únicos en hacerlo con los Dodgers.

Con un extraordinario .471 (8 de 17), 2 cuadrangulares y 4 carreras remolcadas, el shortstop Corey Seager fue elegido como el MVP de la Serie Mundial de 2020. A sus 26 años de edad, Seager está jugando su quinta temporada con los angelinos.

MILENIO