Donald Trump se adjudica el éxito del lanzamiento de la SpaceX

- en El Mundo
El aún mandatario de Estados Unidos aseguró que la NASA era un total desastre antes de que llegara su administración

El todavía presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se adjudicó el éxito del lanzamiento de la SpaceX rumbo a la Estación Espacial Internacional.

El mandatario aseguró en su cuenta de Twitter que fue gracias a su administración que una vez más la NASA se convirtió en el centro espacial más avanzado, o como él lo llamó «más hot» del mundo, ya que según él cuando tomó el mandó del vecino país del norte, dicho lugar era un total desastre.

«¡Un gran lanzamiento! @NASA era un desastre cerrado cuando asumimos el control. ¡Ahora es de nuevo el centro espacial más “hot” y más avanzado del mundo, por mucho!», escribió Trump.

Donald Trump acaba de perder las elecciones, que lo habrían reelegido otros cuatro años más como el guía de la Unión Americana, ante el demócrata Joe Biden, quien es ahora el mandatario elegido.

El cohete Falcon, el cual lleva la capsula bautizada como Resilience para esta misión, deberá llegar a la EEI poco antes de la medianoche del lunes.

Los cuatro astronautas viajan en ella, tres estadounidenses: Shannon Walker, Michael Hopkins y Victor Glover, y el japonés Soichi Noguchi, despegaron de la plataforma de lanzamiento 39A del Centro Espacial Kennedy.

Esta es la primera de las al menos seis misiones que SpaceX realizará a la EEI en razón de un contrato de 2 mil 600 millones de dólares firmado con la NASA en 2014, y que incluye vuelos tripulados y otros de carga.

Para SpaceX, una empresa privada fundada por Elon Musk, este es el segundo vuelo que transportará a astronautas de la NASA después de que Estados Unidos dependiera durante nueve años de los cohetes rusos Soyuz.

La Crew-1 tenía previsto despegar la noche del sábado, pero la NASA y SpaceX decidieron aplazar el lanzamiento debido al mal tiempo tras el paso esta semana del fenómeno tropical Eta, que luego de impactar en Centroamérica cruzó el norte de Florida antes de continuar en el Atlántico.

El Universal