¡No más chancla! Diputados urgen legislar para evitar castigos corporales a menores

- en Nacional
Estas agresiones ocasionan pesadillas, trastornos del sueño, colitis e incontinencia urinaria; mientras que en el ámbito cognitivo, problemas de atención y alteraciones en la memoria.

¿Alguna vez fuiste víctima de la chancla o del cinturón? Esto podría ya no ser posible, ya que diputados afirmaron que urge legislar la prohibición de los castigos corporales y humillantes a menores de edad, debido a los efectos nocivos que provocan estos métodos violentos.

La diputada María del Pilar Ortega Martínez del Partido Acción Nacional, presidenta de la Comisión de Justicia, dijo que es un tema importante para el desarrollo de niñas, niños y adolescentes.

“Se trata del análisis de una reforma legislativa que tiene la vocación de lograr la realización de un cambio sociocultural en la vida cotidiana de las personas”, dijo.

Y si pensabas que este tipo de castigos eran buenos para formar carácter, la diputada explicó que estas agresiones ocasionan pesadillas, trastornos del sueño, colitis e incontinencia urinaria; mientras que en el ámbito cognitivo, problemas de atención y alteraciones en la memoria; en el aspecto emocional, hiperactividad, miedo, depresión y estrés.

También, dijo, dañan en la dimensión conductual, “que es quizá la más grave” porque termina por aceptar y normalizar la violencia en las relaciones y puede ser la base de alteraciones psicológicas y otras tendencias como el suicidio.

La diputada añadió que ante la complejidad del problema y la integralidad que se necesita para su correcto análisis, se organizó este parlamento abierto, a fin de escuchar “la opinión y experiencia de distintos operadores finales de las normas que eventualmente se habrán de someter a aprobación”.

Refirió que el 23 de septiembre, el Senado aprobó modificaciones a la Ley Federal de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes y del Código Civil Federal para prohibir estas prácticas como método correctivo o disciplinario, porque se recurre a la violencia “bajo el pretexto de educar a los menores”.

Dijo que es un instrumento legislativo que aborda un problema generalizado y socialmente internalizado, como la aplicación de métodos violentos. “Es un fenómeno que hasta la fecha ha crecido de manera generacional y que, en gran medida, puede explicar las razones por las cuales nuestra sociedad vive inmersa en una espiral permanente de violencia.

La diputada de Morena, Lorena Villavicencio, señaló que acompañará la iniciativa por los datos graves que hay. “Estamos hablando de 39.2 millones de niños, de los cuales 26 millones son menores de 11 años; somos el país con mayor abuso sexual infantil o dentro de los dos primeros lugares en el mundo, lo cual nos parece suficiente para legislar y acabar con este tipo de prácticas”.

La diputada del PRI, Mariana Rodríguez Mier y Terán, secretaria de la Comisión, destacó la relevancia de proteger la dignidad de las niñas, niños y adolescentes, así como su salud mental y psicológica, fomentando una disciplina propositiva, lo cual requiere presupuesto para apoyar las estancias infantiles y escuelas de tiempo completo.

Para ellos, agregó, el confinamiento ha sido muy complicado por los cambios de rutina al no asistir a las aulas; el estrés y los castigos corporales han aumentado.

La diputada Claudia Pérez Rodríguez (Morena), secretaria de la Comisión, afirmó que el Estado tiene una deuda con la infancia porque no se han cumplido las recomendaciones de la Convención sobre los Derechos del Niño de la ONU.

Milenio