Artículo De los Ángeles a los Demonios| Retos para la justicia en 2021

- en Columnas

Dra. Denisse de los Angeles Uribe Obregón

Magistrada del H. Tribunal Superior de Justicia

El año que inicia trae consigo innumerables retos para nuestro país y el resto del mundo en todos los ámbitos, uno de ellos es la administración y procuración de justicia, toda vez que, 2020 nos dejó importantes lecciones por cuanto hace a la necesidady funcionalidad de implementar tecnología en el ámbito jurisdiccional con el propósito de hacer realidad el mandato constitucional de acceso a una justicia pronta y expedita.

En este sentido, el año pasado tanto a nivel federal como local se registró un significativo avance en la materia al ser presentadas importantes iniciativas de Reformas, las cuales se encuentran en proceso de análisis, para en su caso ser aprobadas y entrar en vigor durante 2021.

Una de las Iniciativas presentadas a nivel federal busca adicionar un párrafo al artículo 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, con la finalidad de que, tanto el Poder Judicial de la Federación como los locales, además delos Tribunales agrarios y electorales faciliten a los justiciables el acceso a la justicia a través de herramientas tecnológicas.

Asimismo, se encuentra en proceso de análisis la Iniciativa relativa a la nueva Ley General de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias, la cual contempla que tales procedimientos puedan llevarse a cabo a través de medios electrónicos con el objetivo de hacerlos más agiles y menos burocráticos.

Por cuanto hace al estado de Veracruz, está en discusión la Iniciativa con proyecto de Decreto por el que se adiciona un párrafo al artículo cuarto de la Constitución local en materia de justicia digital y para la utilización de medios electrónicos en su impartición.

Sin duda, de lograrse la aprobación de estas Reformas la justicia en línea será una realidad en próximos meses, no obstante, debe tomarse en cuenta la necesidad de llevar a cabo una reingeniería en elsistema jurisdiccional con el propósito de obtener resultados exitosos, además de realizar las gestiones necesarias para lograr que ésta se encuentre al alcance de todas las personas.

Otro importante reto para el Poder Judicial será la operación del nuevo modelo de justicia laboral, el cual representa un parteaguas en los procedimientos laborales; el año pasado arrancó la implementación de la primera etapa, entrando en vigor en ocho entidadesde la República, mientras que en 2021 se pondrá en marcha la segunda fase, sumándose catorce estados, incluido Veracruz.

En este sentido, entre los retos pendientes se encuentra realizar una armonización legislativa que contemple Reformas a las Constituciones Locales, además de la publicación de leyes para la creación de los Centros de Conciliación y de los Tribunales laborales especializados dependientes del Poder Judicial.

Es preciso mencionar que, a partir de su implementación los juicios se desarrollarán con un nuevo procedimiento regido por los principios de oralidad, inmediación, continuidad, concentración y publicidad, no obstante, debe tomarse en cuenta que antes de presentar una demanda será obligatorio buscar solución a través de la conciliación prejudicial.

La transición a este nuevo sistema será uno de los principales desafíos para la justicia durante el 2021, por lo que, la capacitación de los nuevos jueces laborales, así como de los abogados litigantes y la información brindada a los justiciables, será fundamental para lograr el éxito y eficiencia de este nuevo mecanismo.

No debe omitirse que, las Reformas al Poder Judicial de la Federación aprobadas a finales del año pasado también implicarán significativos retos: la sustitución de los Tribunales Unitarios de Circuito por Tribunales Colegiados de Apelación, el remplazo de los Plenos de Circuito por los Plenos Regionales, así como la creación de la Escuela Federal de Formación Judicial, representarán importantes oportunidades.

Indudablemente 2021 será un año de cambios relevantes en nuestro sistema de administración y procuración de justicia, así como de muchos desafíos para el personal jurisdiccional, litigantes y justiciables, quienes debemos informarnos y prepararnos para hacer frente a los retos venideros.