Padre “antivacunas” asesina a su hijo para no ser vacunado contra COVID y luego se suicida

- en El Mundo
Además de oponerse a las vacunas, el hombre creía que el Gobierno pretendía controlar a la población mentalmente

A unas cuantas horas del juicio por la custodia de su hijo, un hombre antivacunas mató a balazos a su primogénito de 9 años, luego se quitó la vida, en la ciudad de San Francisco, en Estados Unidos.

La Policía dio con los cadáveres de Stephen O’Loughlin, de 49 años, y de su hijo Pierce, la tarde del miércoles, tras recibir una alerta, luego de que el niño no se presentara a la escuela, informó la agencia de noticias Reuters.

Desde su divorcio en 2016, Stephen O’Loughlin y Lesley Hu se vieron envueltos en una batalla por la custodia de su hijo.

Lesley acusó a su exmarido de ser un “antivacunas”, pues se opuso a que su hijo recibiera cualquier tipo de vacuna, incluso señaló que su postura adquirió “un tono de culto”.

Además, la madre de Pierce contó que su exmarido pagó miles de dólares a un grupo de autoayuda para sesiones de terapia individual, entre 2012 y 2016, porque creía que “el Gobierno estaba tratando de atraparnos y controlarnos mentalmente”.

Lorie Nachlis, abogada de Lesley, aclaró que la razón de la tragedia no está relacionada con las vacunas, sino que el padre de Pierce sufría de una enfermedad mental.

“Creo que es innegable que el padre de Pierce sufría de una enfermedad mental no tratada, lo que provocó que le quitara la vida a su hijo, así como la suya. Creo que hizo este acto horrible para ejercer un control final sobre Lesley”, aseveró la abogada en un comunicado.

Radio Fórmula