Márquez se faja con la Honda como siempre y arranca sexto

- en Deportes

Marc reaparece casi como si no hubiera estado parado nueve meses, dejando cruzadas brutales, con una sonrisa en el box y a 0.4 de Bagnaia.

El esperado regreso de Marc Márquez a la competición se saldó con espectáculo, tal como en él era costumbre antes de romperse hace nueve meses. Parece que no hubiera sucedido nada entre el 19 de julio del año pasado y hoy, que es el tiempo exacto que ha estado en el dique seco por lesión el ilerdense. 265 días para ser exactos que no han impedido que se vuelva a fajar con la Honda como solía, derrapada va, derrapada viene, cruzando la moto en bajada, inclinado y rondando los 180 por hora como en la curva 7. Fue mejor eso incluso que su brillante sexto puesto final, a 0.4 de Bagnaia, un resultado que no está nada mal dadas sus circunstancias…

El del Repsol Honda ya avisó de sus intenciones en el libre de la mañana, con el tercer mejor crono, sólo superado por Maverick y Rins y emitiendo muy buenas sensaciones en las 14 vueltas que dio repartidas en dos tandas de siete. Se había tomado algún descanso, pero se le vio suelto, con una sonrisa de oreja a oreja al llegar al box y con un mensaje tranquilizador para los suyos: sin dolor en el húmero del brazo derecho del que se ha tenido que operar tres veces.

Ya por la tarde, en el FP2, la lluvia respetó y la parrilla entera pudo salir a por nota. Hubo un momento en el que parecía que Marc se tendría que conformar sólo con las buenas sensaciones, porque marchaba decimoquinto a poco del final, pero cuando tiró por última vez en su ‘time attack’ también le salió bien y ganó nueve plazas de golpe. Saltó hasta la sexta que le permitirá irse a dormir entre los diez primeros con acceso directo provisional a la Q2, algo importante aquí porque la posibilidad de lluvia está siempre presente.

Delante del ilerdense terminaron Bagnaia, con un tiempazo de 1:38.866 que le acerca a siete décimas de la pole del año pasado marcada por Oliveira. Al de Ducati le siguieron Quartararo, Mir, Rins, Miller y el citado Márquez, y más atrás y hasta cerrar el top ten terminaron Maverick, Zarco, Oliveira y Nakagami. Bagnaia, por cierto, es de los que no se sorprende con el gran rendimiento de Márquez: «Es normal que volviese así porque es un ocho veces campeón del mundo». Un mensaje que también transmitía Mir: «Ha esperado para volver al cien por cien y es Marc, así que no puede sorprenderle a nadie verle empezar sexto. Y encima aquí la Honda va bien».

Volviendo a la clasificación de los diez primeros, especial mérito tiene el décimo obtenido por el japonés, porque tuvo un arrastrón en el final de recta, a la altura del rasante, que resultó absolutamente escalofriante. La telemetría desveló que marchaba a 340 km/h, pero milagrosamente pudo ponerse en pie, volver al box y salir de nuevo a pista. Takaaki cerró las diez primeras plazas que todos anhelan el viernes y esta vez se quedaron fuera de ellas Álex Márquez 11º, Pol 12º, Aleix 14º (llegó a liderar y se fue al suelo después en la curva 11, sin consecuencias), Rossi 16º, Lecuona 21º y Martín 22º.

Fuente: AS.