López Obrador y sus giras en «la boca del lobo»v

- en Nacional

Los viajes del mandatario por Baja California y Sonora para continuar con su estrategia pacificadora ocurren en una zona “caliente”, donde varios grupos criminales –señaladamente facciones del Cártel de Sinaloa y del de un heredero de Caro Quintero– se disputan las plazas.

Para continuar su estrategia pacificadora basada en otorgar satisfactores básicos a la juventud para alejarla del crimen organizado, López Obrador realiza algunas giras por Baja California y Sonora, donde inauguró algunos cuarteles de la Guardia Nacional, además de obras de infraestructura urbana. Pero esos viajes del mandatario ocurren en una zona “caliente”, donde varios grupos criminales –señaladamente facciones del Cártel de Sinaloa y del de un heredero de Caro Quintero– se disputan las plazas.

San Luis Río Colorado, Son (proceso).- El presidente Andrés Manuel López Obrador retomó sus giras por el país: ingresó al corazón de zonas dominadas por grupos criminales, siguió la ruta de los actuales enfrentamientos entre facciones, a la vez que inauguró cuarteles de la Guardia Nacional y obras de beneficio social.

A mitad de su gobierno López Obrador se metió a la “boca del lobo” para afianzar la estrategia que busca pacificar al país: la de bienestar y la de autoridad. Y lo hizo en territorios dominados por diversos grupos criminales.

Arrancó en Baja California, estado con un alto índice de homicidios y presencia de diversos cárteles de la droga que se disputan la plaza. Pero también sumó a su estrategia, que pretende crear “un estado de bienestar”, un mensaje: