CGI en el cine, una tecnología que supera la ficción

- en Tecnociencia

El CGI es una técnica en la cual se utilizan gráficos en tercera dimensión para la simulación de objetos con diferentes formas, texturas y movimientos en las películas.

Los fanáticos del cine buscan producciones de mejor calidad que los transporten a un mundo donde la ficción se vuelva realidad; la forma para lograrlo es a partir de nuevas tecnologías.

Las imágenes creadas en computadora (CGI, por sus siglas en inglés) son las herramientas de las mentes creativas, las cuales ayudan a transformar las ideas que antes se creían imposibles, en deleites visuales.

El arte de crear imágenes por computadora

Antes del CGI, una producción fantasiosa requería de ciertos trucos visuales, similares a los desarrollados por Georges Melies a principios de siglo, además de maquillaje o prótesis de látex, como los que elaboró el artista Dick Smith en “El Exorcista». Esto tuvo su recompensa, ya que lograron impactar a las audiencias, para convertirse en clásicos del cine.

Sin embargo, la cercanía a la información y la constante exposición a la violencia insensibilizó a las nuevas generaciones. Ahora, las personas buscan imágenes crudas que les generen emociones más intensas; esto condujo a la introducción de los efectos por computadora.

El CGI es una técnica en la cual se utilizan gráficos en tercera dimensión para la simulación de objetos con diferentes formas, texturas y movimientos. Los primeros visuales en computadora fueron creados hace aproximadamente cuarenta años, en la película de Walt Disney Pictures de 1982, “Tron”, donde un programador se vuelve parte de un videojuego.

Una década más tarde, “Terminator 2: el juicio final» y “Jurassic Park” lograron seguir el paso, incluso superar, las imágenes creadas por computadora de aquel entonces, lo cual generó mayores ventas en taquilla, al recaudar 520 y más de mil millones de dólares. Después, la tecnología se volvió parte esencial del cine.

Es seguro que con la implementación de CGI los tiempos de producción se reducen, lo cual trae beneficios monetarios, pero esto no significa que sea económica, ya que, de acuerdo con la información del medio British Broadcasting Corporation (BBC), los costos podrían llegar a los 100 millones de dólares.

Por otra parte, la aceptación y gusto de las personas es independiente a la aplicación de CGI en el desarrollo de películas. Por ejemplo, la película “Marte neecesita mamás”, completamente elaborada en 3D, tuvo una pérdida de 111 millones de dólares, al igual que, “47 Ronin”, una cinta con gráficos en computadora, protagonizada por Keanu Reeves, la cual tuvo una baja de 24 millones de dólares.

Fuente: Excélsior.