El socio indiscreto: con Pegasus, Peña Nieto también espiaba a sus aliados

- en Nacional

Entre 2016 y 2017 el expresidente Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala, Ricardo Anaya, Marko Cortés, los “Chuchos” Jesús Zambrano y Jesús Ortega, todos los demás presidentes del PRD desde 2012 y el empresario Claudio X. González, fueron objeto del espionaje gubernamental.

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– Este 2021, para hacer frente a la potencia electoral de Morena impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, el Partido Acción Nacional (PAN) y el moribundo Partido de la Revolución Democrática (PRD) concretaron una alianza con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la coalición Va Por México, cobijada por una parte del sector empresarial que encabeza Claudio X. González Guajardo.

Pero en el sexenio de Enrique Peña Nieto, el presidente priista ya había concretado una alianza de intereses prácticamente idéntica: lo hizo con el Pacto por México, mediante el cual obtuvo la anuencia del PAN y el PRD para aprobar las reformas estructurales que promovía su grupo político de la mano con la cúpula empresarial.

Algunos militantes del PRI actual, como el ahora senador Miguel Ángel Osorio Chong, tuvieron oportunidad de conocer desde la intimidad a sus aliados. Y es que entre 2016 y 2017 agencias del gobierno de Peña Nieto ingresaron de manera intensa y reiterada los números de los celulares de líderes del PAN y PRD en sus plataformas del sistema espía Pegasus, desarrollado por la empresa israelí NSO Group.