CNTE niega haber retenido a AMLO; se quedó para orquestar «un plan de provocación»

- en Nacional
La CNTE en Chiapas rechazó las acusaciones sobre la "supuesta retención" del presidente, y afirmó que él decidió quedarse ahí como parte de un "plan de provocación para justificar la ofensiva" contra la disidencia.

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (proceso.com.mx).– La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Chiapas se deslindó este sábado de las acusaciones que han recibido tras “el supuesto bloqueo y retención del presidente de la República”, Andrés Manuel López Obrador, a quien acusaron de orquestar “un plan de provocación”.

Tras la celebración de una asamblea virtual, los líderes de la CNTE señalaron que “la permanencia voluntaria del presidente en el punto de concentración fue parte de un plan de provocación para justificar la ofensiva contra esta organización que se opone a la imposición de la mal llamada reforma educativa peñista, maquillada por la cuarta transformación”.

“Nos deslindamos de las perversas acusaciones que intentan vincularnos con los grupos de la ultra derecha golpista y su expresión abierta denominado Frena. Por un asunto de principios, nuestro movimiento ha combatido en las aulas, las plazas y calles toda clase de la reacción y fascismo”, dijo la CNTE en su Declaración Política, difundida esta noche.

Recordaron que el pasado viernes 27 de agosto, a las 5 de la mañana, cientos de trabajadores de la educación y salud, junto a estudiantes e integrantes de distintas organizaciones populares, se dieron cita en la entrada principal del Cuartel General de la VII Región Militar en Tuxtla Gutiérrez.

Indicaron que su objetivo fue establecer un diálogo directo con el presidente López Obrador en el momento que ingresara a la zona militar donde realizaría la conferencia de prensa matutina.

Explicaron que al igual que la liberación de casetas de peaje, realizadas el día anterior, el intento de dialogar con el presidente formaba parte de la jornada permanente de lucha para exigir la reapertura de la mesa de diálogo entre la CNTE y López Obrador, el cumplimiento a los acuerdos firmados, así como la solución de las demandas particulares de la sección VII del SNTE-CNTE y del Movimiento Magisterial y Popular en su conjunto.

Sin embargo, dijeron que “lamentablemente, en lugar de atender a la comisión y establecer un compromiso formal de diálogo, el licenciado Andrés Manuel López Obrador descalificó al movimiento y declaró que “prefería no entrar a la mañanera que caer en el chantaje”.

Y que, de esta forma, la manifestación pacífica se convirtió en el pretexto perfecto para declararse “rehén” y no ingresar a la conferencia mañanera.

Ante este incidente, explicaron los líderes de la CNTE congregados para dar a conocer este posicionamiento, dio lugar para que “periodistas”, líderes de opinión y legisladores de la autodenominada 4ª Transformación se unieran en una campaña de “linchamiento mediático” orientado a construir una narrativa y un escenario que justifique la represión hacia el movimiento y la persecución de sus dirigentes.

Acusaron que, “de manera dolosa, el régimen de la 4T y sus personeros han desatado una campaña propagandística” afirmando que bloquearon y retuvieron al presidente; adjetivos como “radicales” y “conservadores” son los menos que se han utilizado contra ellos para descalificar el uso de su derecho a la protesta social.

Para ellos, lo más grave, dicen, es que se ha explotado perversamente esta oposición para retornar presencialmente a las aulas en este momento, que desde el púlpito mañanero y otros espacios, el presidente y sus voceros ha acusado a la CNTE de coincidir con Claudio X González, de estar aliados con la ultraderecha y de ser parte de lo que ellos denominan “golpe blando” contra la Cuarta Transformación.

Le recordaron al presidente que, hace 41 años, el magisterio democrático de Chiapas, junto a otros contingentes del país, fueron los precursores del nacimiento de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación. Y que, durante más de cuatro décadas, han combatido permanentemente las políticas anti populares, proimperialistas y hemos luchado por nuestros objetivos estratégicos: la democratización del sindicato, la educación y el país.

Y que, a pesar de la cooptación de dirigentes, de la represión administrativa y laboral, del encarcelamiento y la persecución, de nuestros muertos y desaparecidos, han mantenido siempre su independencia política, económica e ideológica respecto al gobierno, los partidos políticos y el charrismo sindical.

Ante todo esto, rechazaron las imputaciones que los voceros de la autodenominada cuarta transformación le hacen al Movimiento Magisterial y Popular de Chiapas respecto al supuesto bloqueo y retención del presidente.

Por otra parte, aclararon que no se oponen al inicio del ciclo escolar 2021-2022, sino que se oponen al retorno presencial a las aulas en este momento y en estas condiciones.

“En Chiapas iniciaremos el ciclo escolar bajo las modalidades con las que hemos laborado y acordado con los padres de familia desde nuestras escuelas y comunidades”, dijo la CNTE.