Los ricos de México: vecinos en Las Lomas y vecinos en las Islas Vírgenes Británicas

- en Carrusel, Nota roja

Los Pandora Papers, la filtración masiva más reciente del ICIJ, dibujan el mapa de la riqueza en un país donde más de tres mil personas han sido detectadas como clientes de paraísos fiscales para abrir estructuras financieras lejos de las autoridades tributarias.

El México de las offshore se acumula en unas pocas zonas: el de “las casitas del barrio alto”, como entonaba el cantante chileno Víctor Jara.

Los Pandora Papers, la filtración masiva más reciente del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), dibujan el mapa de la riqueza en un país donde más de tres mil personas han sido detectadas como clientes de paraísos fiscales para abrir estructuras financieras lejos de las autoridades tributarias.

Un análisis de la lista de estos mexicanos muestra que se concentran principalmente en tres alcaldías de la capital: Miguel Hidalgo, Cuajimalpa y Álvaro Obregón, principalmente en la zona que se extiende de Polanco hasta los exclusivos barrios de Las Lomas, llámese Bosques de Las Lomas, Lomas de Chapultepec, Lomas de Vista Hermosa, Lomas de Bezares, Lomas de Santa Fe, Lomas Altas, Real de las Lomas o Paseo Interlomas, donde inmensos muros de piedra y ejércitos de guardias privados esconden mansiones de varios millones de dólares. En Álvaro Obregón, los clientes mexicanos del mundo offshore se concentran principalmente en la colonia Jardines del Pedregal, y otros tantos están esparcidos en Chimalistac, la Florida o San Ángel.

Los Pandora Papers vinculan a los vecinos de estas tres alcaldías con más de 500 sociedades offshore. En una de las regiones más desiguales del mundo, México cuenta con algunas calles o manzanas donde se acumulan por decena los ricos que han llevado sus fortunas fuera del país.

La mayor filtración publicada de documentos confidenciales sobre la industria offshore, que en México ha sido investigada por Proceso, El País, Quinto Elemento Lab y Univisión, muestra que cuatro de cada diez mexicanos que pusieron dinero en paraísos fiscales vive en unos pocos barrios de Ciudad de México. En un país donde el 1% de los ciudadanos concentra el 29% de los ingresos —según cifras de la ONU–, la capital concentra un tercio de la lista de personas que hacen uso de los paraísos fiscales. Otra quinta parte reside en cuatro entidades: Estado de México, Jalisco, Yucatán y Nuevo León.

En la lista de ciudades que registran más ciudadanos con offshore detectados en los Pandora Papers está, detrás de la capital, Huixquilucan —con 142 personas—, un pequeño municipio en la zona metropolitana de la capital donde el contraste entre ricos y pobres se marca con la arquitectura. Grandes edificios corporativos se elevan dejando a la sombra barrios obreros para quienes, como la mayoría de la población, resulta inaccesible el mundo de los fideicomisos y empresas offshore. Por cierto, Alfredo Del Mazo Maza, quien fuera alcalde de Huixquilucan y es ahora gobernador del Estado de México, ha estado vinculado con estructuras offshore, a través de su socio Daniel Madariaga y de su esposa, Fernanda Castillo Cuevas.

En tercer lugar aparece Naucalpan, también en el Estado de México y en la Zona Metropolitana, con 93 residentes que registraron entidades en paraísos fiscales, principalmente residentes de Lomas de Tecamachalco, pegado a las zonas de Las Lomas de la capital. Le siguen Mérida, con 79, Guadalajara, con 67, y San Pedro Garza García, el municipio con mayor concentración de riquezas de América Latina, ubicado en el área metropolitana de Monterrey, con 68.

Los Pandora Papers señalan tres colonias de la capital como el foco rojo. Gran parte de los que aparecen en la lista residen en las exclusivas colonias Bosques de Las Lomas, donde hay al menos 237, y Lomas de Chapultepec, donde viven otros 165. El lujoso barrio de Polanco está en tercer lugar, con 81 personas que dieron sus datos a los diferentes despachos para acceder a los beneficios que brindan destinos con nulos o bajos impuestos.

Caminar por algunas calles de estas tres colonias equivale a caminar por la milla de oro mexicana. Unos pocos despachos de abogados, utilizados muchas veces como canal para ocultar las riquezas fuera del país, concentran decenas de offshore registradas bajo la misma dirección, pero muchos otros domicilios son propiedades residenciales.

Las colonias Bosques de Las Lomas y Lomas de Chapultepec tienen manzanas llenas de residentes con sociedades offshore. Gran parte de los nombres en la lista son vecinos no solo en los mismos barrios en México, sino en los mismos paraísos fiscales. El destino predilecto de los más de 3 mil mexicanos ha sido las Islas Vírgenes Británicas, donde se crearon cerca de la mitad de sus fideicomisos opacos y empresas de papel. Le siguen Panamá, Belice, Nueva Zelanda.

La industria offshore en el mundo representa una economía sumergida que oculta alrededor de 11.3 billones de dólares, de acuerdo a datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Los documentos confidenciales que forman parte de esta investigación revelan que tan solo 25 mexicanos controlaban más de mil 270 millones de dólares al extranjero a través de opacas estructuras financieras.

Efraín Tzuc (Quinto Elemento Lab), ha participado en la elaboración de este material

Fuente: Proceso